lunes, octubre 10, 2011

Ese Gran Final... Sonic y el Caballero Negro



Pongo la carátula japonesa porque mola más, pero evidentemente me he pasado el juego PAL.

El final de este extraño Sonic en el mundo de Camelot comienza tras derrotar al Rey Arturo (que por cierto tiene la voz de Ih Shinron siempre hablando de la japonesa por supuesto), que le matas de dos Omnilátigos. Luego salen los créditos y te asustas, pero tú sabes que un juego de Sonic no puede terminar sin Super Sonic. Después de los créditos, el cuerpo del Rey Arturo se desvanece y queda la vaina de Excalibur. Vuelves pensando que todo ha terminado y le entregas la vaina a Merlina, que se comporta de un modo muy extraño, hasta revelarse por fin como enemigo final del juego, tratando de, con el poder de la vaina, crear un reino eterno. Entonces comienza a destruirlo todo y tanto tú como el resto de caballeros de la mesa redonda os veis obligados a huir.

Ya lejos del epicentro de destrucción, la Dama del Lago te cuenta que para evitar que el mal se propague debes crear una barrera clavando las cuatro armas de los caballeros de la mesa redonda en cuatro piedras sagradas, lo que se traduce en, te toca hacer cuatro pantallas antes de ir a por Merlina. Lo único que se puede comentar sobre estas cuatro pantallas, es que cuando Gawain (Knuckles) clava su espada en la piedra, reflexiona sobre que el Rey Arturo tenía la vaina de Excalibur, pero nunca vio la espada.

Una vez estén las cuatro espadas clavadas, la Dama del Lago ve que su poder es insuficiente para retener el mal (sí, eso significa que has hecho las cuatro pantallas para nada). Pero bueno, al menos te dan acceso al combate contra Merlina, ahora transformada en La Reina Oscura.


Antes del combate, y dentro de una de esas presentaciones que parecen lienzos de la época, Merlina te cuenta sus motivos. Al parecer, el reino de Camelot va a desaparecer por culpa de todas los trapos sucios del Rey Arturo y sus caballeros. Que si el Rey tuvo un hijo con su hermana, que si Lancelot se lía con su mujer... Vamos que no me extraña que vayan a acabar como ella dice. Pero a Sonic todo esto le da igual, y ataca a Merlina con Caliburn, sin efecto alguno, pues esta se cubre con una barrera. A su vez, Merlina invoca el cuerpo fantasma del Rey Arturo, pues antes confesó que en realidad no existía y era una creación de su abuelo Merlín. Con este fantasma, ataca indiscriminadamente a Sonic hasta tal punto que los caballeros le dicen que pare porque no hay nada que hacer. ¿Y que hace Sonic? Lo que tiene que hacer. Empieza a iluminarse, y la Dama del Lago pide al resto de caballeros que pongan sus espadas en el mismo sitio, ¿Super Sonic? Esta vez no.


Como no hay Esmeraldas del Caos, Sonic no puede hacerse Super Sonic, pero a cambio adopta una nueva forma, Excalibur Sonic, con una armadura dorada y la espada sagrada que todo el mundo daba por perdida. Comienza entonces el combate contra el Jefe Final, que sin explicación alguna, se produce en un escenario vacío y volando, por supuesto.

La táctica es simple, cargar la barra roja blandiendo la espada a la misma vez que él, para hacer cuantos Omnilátigos puedas (bueno, esos combos son a tal velocidad que ya sobrepasan el nivel de Omnilátigo, se asemejan más al combo con en el que Trunks mata a Mecha Freezer). El combate en sí no es complicado, pero en mi caso, no pude pasarmelo hasta el día siguiente porque tenía el brazo destrozado de mover el mando de Wii toda la tarde y no atinaba con los golpes al unísono. Después de un par de combos cambia de color, pero no cambia su patrón de conducta.
En cuanto al tema de Jefe Final, esperaba una canción de Crush 40, pues el tema del título lo es, pero al igual que en Sonic the Hedgehog (2006), el tema de la batalla final no es de Crush 40. A pesar de que Crush 40 tiene esa misma canción, le cede el honor a otro artista que la canta a su manera. Para no esperar nada demasiado bueno, la verdad es que quedé bastante satisfecho con el tema. Ahí os lo dejo.


video

Una vez cambie de color y le hagas un último combo, Sonic da el golpe final y derrota a Merlina, que vuelve a su forma original y queda de rodillas, apenada, con la rosa marchita. Sonic le explica que nada es eterno y por eso hay que vivir a tope mientras se pueda. Los Caballeros de la Mesa Redonda se apenan al descubrir que el Rey Arturo no existe, pero Caliburn les dice que él es quien elige al Rey Arturo, por tanto, al haber elegido a Sonic como su portador, los demás caballeros le consideran el Rey y se arrodillan ante él.
Por último, se escucha a Sonic hablando con Amy y pasando las páginas de un libro. Al parecer, todo el juego era una historia que le estaba contando Sonic a Amy para compensarla porque estaba enfadada (CAGADA... ¬¬) pero que misteriosamente estaba escrita en ese libro.

Conclusión, en este juego pasa al contrario que en el Starfox, el juego es una mierda, pero su final está bastante decente, salvo por la cagada del final del todo.


Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

No hay comentarios:

Publicar un comentario