martes, junio 19, 2012

Ese Gran Final... God of War 3



Llegamos al final!


Al llegar con Pandora a la sala de la Llama del Olimpo, los dos saben que ella tiene que tirarse al fuego para liberar la caja, sin embargo, Kratos se pone sentimental y la dice que no lo haga, que encontrarán otra manera. ¿Quién lo iba a decir, eh? El gran Kratos, asesino de hombres y Dioses sin piedad ninguna, amedrentado por una niña... Bueno, supongo que como el también era padre le salió el instinto paternal.

Zeus aparece mientras discuten y quita a la niña de en medio. Kratos se lanza a por él. Todo empieza a derrumbarse mientras se pegan en el aire hasta que finalmente aterrizan en una plataforma estrecha en la que solo puedes avanzar y retroceder, es decir, como en el Street Fighter, lo que quiere decir que no puedes andar corriendo de un lado para otro y atacar de vez en cuando, tienes que ir a saco, sino no te preocupes, que ya viene él a por ti.


El combate son dos rondas, con un Quick Time Event al final de cada una. En el primero le estrellas contra la pared y le aplastan los escombros de la columna, y en la segunda la haces un placaje contra el otro lado y después empiezas a inflarle a hostias para clavarle más dentro todavía, hasta que la columna de ese lado se derrumba y le aplasta también.


Pandora aprovecha entonces para ir hacia la Llama del Olimpo, pero Kratos corre para impedirselo. Al acercarse ella, la llama se activa e intenta absorberla. Zeus aprovecha para levantarse y de nuevo hay una discusión sobre si la deja caer al fuego o no. Finalmente la suelta y se lanza a por Zeus. Pantallazo en negro.

Al abrir los ojos, la caja ya no está protegida por la llama. Suena una musiquilla trágica, Kratos se acerca y abre la caja, que para su sorpresa, ¡está vacía! (debió de gastar su efecto cuando le hizo grande en el God of War 1). Zeus se desconoja de ti y se larga. Ahora tienes un momento de respiro, te dejan guardar y prepararte para lo que viene.



Hay una puerta abierta, al cruzarla te encuentras un escenario similar al del final del God of War 2, una plataforma circular con columnas alrededor, y en medio de una tormenta. Ahora no hay casi conversación y el combate empieza directamente. Sin embargo, al pasar un minuto aparece Gaia (breve paréntesis, quién ha hecho este juego? Gaia no existe como deidad, es Gea, y además, no es una titánide) dispuesta a mataros a los dos. Aplasta la plataforma y tanto Zeus como tú saltáis a su interior.


Es curioso, el juego empieza en el interior de Gaia, y parece terminar también aquí. Al fin y al cabo, es la tierra la que nos da vida. Avanzas un poco por el interior y enseguida llegas al corazón, protegido por ese material que antes no podías romper, pero que no puede resistirse a tus Cestus de Nemea. Al liberar los obstáculos, empiezas a atacar sin piedad al corazón. De fondo se oyen los gritos de Gaia, que me recordaron a los de los Pikmin al morir. Además, atacar al corazón de Gaia suelta orbes de vida.

Zeus aparece al fin y te aparta del corazón para enfrentarse a ti. Cualquiera pensaría, supongo, que el combate no tiene dificultad alguna, total, cuando estés bajo de vida atacas al corazón, te curas a seguir. Sin embargo, no es tan sencillo, pues sólo puedes atacar al corazón cuando se ilumina, y lo más divertido de todo es que no sólo puedes atacarlo tú. Zeus también arremete contra el corazón lanzando una gran cantidad de pequeños rayos como si de Vegeta se tratase, y por supuesto, él también se cura haciéndolo.


Aquí es cuando el combate se anima, pues si creías que sólo tenías que preocuparte de Zeus y sus rayos, y de tu vida y el corazón, ocurre algo nuevo. Zeus empieza a multiplicarse cual Naruto con su Kage Bunshin y mientras sus clones, (que al principio son dos o tres, pero según avanza el combate alcanzan la decena) te atacan todos a la vez, el original se queda lanzando rayitos desde la retaguardia como un cobarde. Podéis imaginaros quien lo tiene más fácil para alcanzar el corazón cuando empieza a brillar.


Pero bueno, al fin y al cabo, tienes vida a mano de vez en cuando, y con eso todo es superable. Tarde o temprano aparece el icono de minijuego encima de Zeus y comienza, no un forcejeo, un Señor Forcejeo en el que tendremos que ir haciendo una sucesión de Quick Time Events para ir empujando poco a poco a Zeus hasta llegar al corazón de Gaia.


Finalmente, atraviesas a Zeus y apuñalas el corazón de Gaia con la Hoja del Olimpo, acabando con los dos al mismo tiempo. Pantallazo en negro.


Despiertas tirado en el suelo, te levantas y puedes ver el cadáver de Zeus con la espada todavía clavada y fragmentos del cuerpo de Gaia diseminados por ahí. Recuperas tu espada y te largas, pero el alma, el espíritu, el fantasma o lo que sea eso de Zeus aparece y te ataca, destruye todas tus armas menos las Espadas del Exilio (hasta se ve la cabeza de Apolo tirada por el suelo xD), te coge e intenta ahogarte.


Cuando estás a punto de morir, entras en tu subconsciente, (o en el mundo Digimon, no sé) una extraña realidad en la que todo es oscuro salvo tu tatuaje. Según caminas se ilumina un poco el sendero, y de vez en cuando tienes ciertas marcas para guiarte, como algo a lo lejos, o una estela de sangre en el suelo. Según avanzas vas encontrando gente. A tu familia, a Pandora, a Atenea y vas recordando cosas de tu vida. Tiene su gracia, pero termina siendo un poco coñazo esta parte porque dura demasiado. Todo para que al final Pandora te insufle con su verdadero poder, la llama de la esperanza, que despierta en lo más profundo de ti.


Despiertas entonces, con tu cuerpo y tus ojos imbuidos con llamas azules, es el momento de rematar a Zeus, pero esta vez desde una vista en primera persona. Coges tus Espadas del Exilio, la única arma que te queda, y comienza tu enfrentamiento contra el fantasma de Zeus, el cual es un regalo, ya que no te hace daño. Diviértete golpeándole hasta que su espíritu se vuelve a meter en su cuerpo y resucita para que le des el golpe final.


Ya no hay vuelta atrás. Kratos ahora arroja las Espadas del Exilio y ataca a Zeus con sus propias manos, tras un par de golpes fuertes le agarras la cabeza con una mano y te aparece el indicador para que presiones el círculo repetidas veces para inflarle a puñetazos con la otra. Le das y le das, y la cámara se va cubriendo con la sangre que salpica, sigues dándole hasta que la cámara queda totalmente cubierta de sangre y lo único que ocurre al pulsar el círculo es que escucha el impacto de tus golpes una y otra vez. Sigues y sigues golpeando, y el icono del círculo no se va, ¿hasta cuándo dura?


Puedes continuar dándole tanto como quieras, el icono del círculo no desaparecerá hasta que tú voluntariamente pares, siempre y cuando la pantalla esté completamente roja. Cuando pares, finalmente Zeus morirá de una vez y para siempre.

El espíritu de Atenea viene entonces para felicitarte, y también para pedirte que le des su poder, ya que según ella, guardó la esperanza en la Caja de Pandora y le pertenece. Te niegas y coges la espada para acojonarla y simplemente añades que tu venganza ha terminado. Te preparas para el ataque y...


Con un par, te suicidas, y con ello liberas la esperanza por el mundo, pues es ya lo único que le queda dado su estado. A mí el suicidio me parece algo de cobardes, sobre todo en los casos en los que te suicidas porque no puedes conseguir lo que quieres, pero en este caso es diferente. Kratos tiene lo que quería, tiene su venganza, y se ha llevado al mundo por delante con tal de alcanzar su meta. Sabe que ya no tiene a nadie ese mundo devastado que deja como legado, que el odio y la sed de sangre le han consumido, y que por tanto no le queda nada más por hacer ni tiene ningún motivo para seguir con vida. Créditos.

Después de los créditos, aparece el rastro de sangre que ha dejado tu cuerpo, como te hubieras movido, lo que implicaría que sigues con vida, o si alguien lo ha arrastrado, el rastro termina en un barranco y enfocan al horizonte del mundo devastado, pero con un foco de luz al fondo y las partículas de esperanza que ha soltado Kratos revoloteando por ahí. Fin.


Como conclusión sólo puedo decir, está vez sí, Sony Santa Monica, esta vez sí :)

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre


5 comentarios:

  1. "entras en tu subconsciente, (o en el mundo Digimon, no sé)"

    xDDD.

    A mí me encantó el final de GoW III, me pareció un broche de oro para la saga, de verdad ^_^ Muy épico, muy bruto, muy Kratos. Deja todo destrozado y se va de este mundo en que ya no queda nada. Aunque el famoso reguero de sangre deje lugar a la interpretación, yo preferí pensar que, después de toda la odisea, Kratos puede por fin lanzarse al vacío sin que nadie le salve, completando así su objetivo inicial ^^

    ResponderEliminar
  2. Es normal que deje lugar a la interpretación. Justo antes de los créditos cae al suelo y se el Señor Agujero que le ha hecho la espada en su cuerpo, no pinta que pueda seguir moviéndose. Yo también quiero pensar lo que tú, pero Seiya también moría al final de Saint Seiya a manos de Hades y mira luego ya excusa que inventaron para resucitarle con tal de ganar más dinero... No han anunciado God of War 4, pero ¿Y si lo anuncian? Al fin y al cabo, ¿cuántas veces le han matado ya? Una más no es ningún problema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apuesto que cuando escribiste esto no esperabas la 4ta parte

      (Sarcasmo)

      Eliminar
    2. Por suerte, parece que God of War 4 es un reboot que va por su cuenta, y por tanto, no afecta a este final ^^

      Eliminar
  3. Por lo visto en muchas publicaciones describiendo el final de gow 3 ,dicen que ha sido incierto ,pero lo que veo que nunca nadie se dio cuenta que cuando kratos esta tirado en el suelo según muerto ,el piso tiene un dibujo o grabado de el ave fénix y cuando terminan los créditos el cuerpo de kratos ya no esta solo el camino de sangre ,pero la escena inicia con el mismo grabado en el suelo y sigue el camino de sangre y se ve el horizonte que truene y se ve como fuego en las nubes ,puede representar que kratos renace de sus cenizas

    ResponderEliminar