sábado, noviembre 17, 2012

Ese Gran Final... Dai no Daibouken




Conocido también como Dragon Quest por estar basado en el famoso videojuego o como Las Aventuras de Fly en España.


Dai y los demás están subiendo las escaleras del Castillo del Mal, en busca de Daimaou Baan, traducido por el fansub como Baan el Supermago (no confundir con Vaan, protagonista de pega de Final fantasy XII) cuando Mistoban les sale al paso. Como buen prota que se precie, deja que su party se encargue de los sicarios para que él pueda ir a por el plato gordo, y como no, se lleva a la Princesa Leona con él. 

A mitad de camino, unos tentáculos se llevan a la princesa Leona, que al parecer resulta ser el corazón del Palacio de Baan, el mecanismo que consigue que se mantenga a flote.

El mecanismo es capaz de absorber la energía mágica para suministrar energía al castillo, y por eso coge a Leona. Dai intenta liberar a Leona con ataques normal, pero una barrera hace que sean inútiles, anulando incluso los hechizos. Para colmo, el encargado de custodiar el corazón del castillo, un cerdo demonio se une a a batalla, complicándole aun más las cosas a nuestro protagonista. Los tentáculos envuelven a Leona ante los ojos de Dai, que estalla y libera el poder que estaba oculto en su interior, la Señal del Dragón que le legó su padre al morir.


Esto digamos que más o menos es como si alcanzase el nivel de SSJ2. Por supuesto, ahora, con su renovada fuerza ya no hay barrera que se le resista, libera a Leona rápidamente y destruye el mecanismo y al cerdo demonio con un Dorora, el conjuro más poderoso, que sólo puede ser utilizado por los Caballeros del Dragón (creo que ya sé de donde sacó Toriyama la idea del KameHameHa Padre-Hijo que mató a Cell).

El ataque es tan potente que alcanza la Cámara de Baan, atacándole a él también, y destruyendo parte de la torre central del castillo. Dai y Leona suben a la Cámara de Baan, destruida parcialmente por el Dorora. No hay nadie alrededor, pero los están seguros de que Baan ha sobrevivido al poder del conjuro, y en efecto, instantes después, Baan hace su aparición. El combate empieza rápidamente, pero no tarda en saltar a la vista que no es como la última vez. Ahora que Dai es SSJ2, puede luchar en igualdad de condiciones contra el SuperMago, esquivar sus ataques, alcanzarle sin dificultad, y hasta anular el Muro de la Calamidad, la técnica con la que todos fueron derrotados la última vez. Como todo buen Señor del Mal que se precie, le ofrece al protagonista unirse a él para salvar su vida, cosa que Dai, como todo buen prota que se precie, valga la redundancia, rechaza inmediatamente, y ambos reanudan al combate. Baan ataca entonces con el Fénix Emperador, otra de sus poderosas magias, cuando de pronto...
Cuando de pronto cambian de escena y te dejan con las ganas, para contarte como va el combate del party contra Mistoban, que a pesar de que al principio iba ganando, poco a poco van llegando los miembros del party que faltaban, hasta que se encuentra en una total inferioridad numérica y entra es desventaja. Acorralado, pide permiso a Vaan para quitarse la capa, mostrar su verdadera identidad y utilizar todo su poder.
Por otro lado, Dai tiene a Baan a su merced. Se deshace del Fénix Emperador con suma facilidad, le hace varios cortes con la espada, y finalmente le remata encadenando dos Dororas en un ataque combinado con la ayuda de Leona. El SuperMago recibe el conjuro de lleno, se produce una gran explosión y desaparece, dándosele por muerto.


Al ser Baan derrotado, Mistoban no obtiene su permiso para quitarse la capa, y decide hacerlo bajo su propia responsabilidad. Al quitarse la capucha, aparece un ser aparentemente humano. Cambian las tornas,  Mistoban empieza a masacrar a todo el party, quienes lo único que consiguen es descubrir que el cuerpo de su adversario está excesivamente frío. Al fin se revela la verdad. El cuerpo de Mistoban es en realidad el cuerpo de Baan, que  ha sido congelado para permanecer intacto, guardando su juventud y su fuerza física, (rollo Hades en Saint Seiya) mientras que en su otro cuerpo anciano guardó su inteligencia y su poder mágico. Mistoban tan sólo es una especie de parásito con el permiso para utilizar ese cuerpo.
El viejo Baan aparece delante de Dai, y sabiendo que de seguir así sería derrotado, reclama a Mistoban su verdadero cuerpo, alcanzando su forma perfecta.


Mistoban muestra también su cuerpo original, y busca un nuevo contenedor que poseer. Primero se hace con Mam, que le ataca sin pensar y cae a su merced, pero consiguen hacer que salga de su cuerpo derrotándola. Es entonces cuando aprovecha para ir a por su verdadero objetivo, Hyunkel. Mistoban confiesa que siempre había deseado su cuerpo y que por eso le estuvo entrenando personalmente cuando pertenecía al Ejército del Mal. Mistoban entra en su interior, pero cuando alcanza su alma, la luz de su corazón se libera, desintegrando a Mistoban.
Ya sólo queda Baan, quien en su verdadero cuerpo, es capaz de no sólo de hacer frente a Dai, sino de machacarle totalmente y sin ninguna piedad.


Cuando Baan está a punto de rematar a Dai, llega el resto del party, dispuesto a ayudar a su héroe. Sin embargo, el SuperMago no está dispuesto a enfrentarse a un montón de basura, así que encierra en canicas a todos aquellos que no están a la altura de tal enfrentamiento. Los que quedan, Abán, Lajart y Hym son derrotados uno a uno y encerrado también, quedando únicamente Dai y Pop para hacer frente al SuperMago. Entre los dos, realizan un ataque combinado que permite a Dai atacar a Baan con el Golpe de Iván Cruzado (Abán's Slice Cross).


Con ese ataque, le cortan un brazo a Baan, el cual, en vez de reaccionar, se queda impactado de que alguien haya podido herirle, por lo que Dai vuelve a atacar, y ahora le clava la espada en el corazón.


Ahora Baan sí reacciona, pero no ataca. En su lugar, da una terrible noticia a Pop y Dai. Ha construido seis pilares sobre el mundo, y en la cima de cada uno de ellos ha puesto un Núcleo del Mal (una bomba atómica) que explotará en pocos minutos, destruyendo totalmente la superficie del planeta. Además puntualiza que aunque él muera, la detonación ya no se puede detener. Dai se derrumba al saber que, independientemente de que gane o pierda, todos aquellos por lo que ha luchado y quiere proteger morirán igualmente.

La chavala que está enamorada de Pop habla con ellos por telepatía y les cuenta que van a intentar congelar los Núcleos del Mal para que no estallen. Dai consigue animarse, y junto a Pop vuelven al ataque. Pero eso no es todo! El resto del party, que sigue encerrado en las canicas, también se une a la batalla, estrellándose de mala manera contra el SuperMago (me recuerda a cierta escena en la que un monstruo rosa convierte a cierta fusión en caramelo y le pasa lo mismo, ¿os suena?). Baan sospecha que tiene que haber un poder superior que les esté dando la fuerza para enfrentarles incluso desde dentro de la canica, y lo encuentra. Libera a la Princesa Leona de la canica, y algo brilla en su pecho. Baan se acerca y se lo arrebata, llevándose un trozo de su ropa de regalo (se le queda el pechote al aire xD).
Lo que coge Baan no es ni más ni menos que Tame, el famoso digimon que va siempre con Dai, que resulta que es una Lágrima de los Dioses, un amuleto que cumple los deseos de quien acompaña, y que ha estado salvando el culo del party durante toda la serie. A pesar de que le ruegan llorando que no le mate, Baan estruja sin piedad al pobre slime. Uno de los pedazos toca la mano de Dai y se ilumina, teniendo un último encuentro con él en la típica dimensión dentro del corazón. Allí, Tame le cuenta que tiene esa forma porque cuando se encontraron por primera vez, Dai le pidió que fuese su amigo, y también que puede concederle un último deseo antes de irse, a lo que Dai pide que todos hombres estén unidos. Tras este breve paréntesis, al fin llega el momento de que todos los núcleos estallen.

Sin embargo, Baan se emociona para nada, porque los habitantes de la superficie consiguen congelar todos los núcleos a tiempo. Además, el cielo se vuelve amarillo (o eso dicen en la viñeta, porque el manga es en B/N) como despedida de Tame, que consigue hacer llorar a Dai.

Es la hora de la verdad. Dai le pide a Pop y a Leona que cojan todas las canicas y se larguen para que él pueda tener su Batalla Final. Baan tiene un detalle con él y crea un agujero bajo Pop y Leona por el que caen, haciendo caso a la petición del protagonista. Ya sólo quedan ellos dos, y es el momento de darlos todo. Dai invoca las dos Señales del Dragón en sus manos y después las mueve a su cabeza, fusionándolas y dando lugar a un nuevo símbolo (SSJ3!!!).


Ahora es Dai quien retoma la ventaja y le da una paliza a Baan, en medio de un brutal enfrentamiento  en el espacio, que no sé como han llegado ahí, mientras el castillo empieza a derrumbarse (aunque no te explican por qué, pero bueno, todos sabemos que después de la Batalla Final, todo se derrumba siempre). Baan, viéndose acorralado, se transforma en un monstruo por el que asoma su verdadero cuerpo por el pecho (como el malo final del The World Ends With You).

Tensión hasta el final! La balanza vuelve a inclinarse del lado del SuperMago. Dai, a pesar de estar al máximo de poder y realizar un ataque devastador tras otro, no puede hacer otra que ver como sus conjuros y ataques no surten efecto, y sufrir las sacudidas de los gigantes brazos de la transformación de Baan, que terminan hiriéndole de gravedad. El cuerpo inanimado de Dai cae al suelo, Baan proclama su victoria, pero de pronto, la espada de Barán, el padre de Dai, cae delante de él. Tiene una visión de sus padres y recupera sus fuerzas.
Utilizando la espada de su padre, Dai ataca, destruyendo parte del cuerpo de Baan y avanzando hacia su núcleo (lo que se ve en la imagen en el centro de su cuerpo). Sin embargo, el núcleo tiene una compuerta y se cierra, bloqueando el ataque de Dai y destruyendo la espada de Barán. Baan aprovecha para asestarle un puñetazo que lo manda por los aires, y después intenta estrujarle. Sin embargo, Dai no se rinde, le libera por la fuerza y cae hacia el último arma que la queda, la espada de Dai que aún sigue clavada en el pecho de Baan.

Dai cae volando, agarra la espada y desgarra totalmente a Baan, destruyendo su núcleo y partiendo su cuerpo por la mitad. El cuerpo de Baan se convierte en piedra y se va desmigajando poco a poco hasta que sólo queda poco más de la cabeza (lo podrían haber usado de busto) que explota en mil pedazos. El cuerpo de Dai cae desde el espacio y sus amigos le recogen cuando llega al suelo. La batalla ha terminado.


Sin embargo, todavía queda una pequeña sorpresa. Kiruban sigue vivo y aparece ante todos, diciendo que para matarte no había que cortarle la cabeza, sino partírsela en dos, pero que de todas formas fue mejor que no lo hicieran. Al fin se quita la máscara y se ve que dentro de su cabeza hay un Núcleo del Mal. Intentan atacarle con hechizos de hielo para anular la bomba una vez más, pero no funciona y les quedan diez segundos. Rápidamente, todos se lanzan a por él. Dai y Pop le cogen y ascienden para que la explosión no afecte a los demás, pero en el último momento, Dai tira a Pop de una patada para sacrificarse él solo.


Dai explota antes la atónita mirada de todos, que no han podido hacer nada para salvar a la persona gracias a la cual siguen con vida. Pasan varias semanas. Han hecho un memorial en honor a Dai, utilizando entre otras cosas su espada. Varios personajes van allí, y Lon Berk, el forjador de la espada de Dai, les advierte que la joya que hay en la espada está brillando, y que al morir su portador habría perdido todo su brillo, por lo que Dai sigue vivo. Fin.


Puffff... ¿Qué se puede decir? Así se hace un final. Sin prisas, con sorpresas sobre la verdadera identidad de todo el mundo, con vaivenes de fuerza durante la batalla, y no lo típico de que vaya ganando el malo todo el rato y justo al final al prota le de un subidón y se lo cargué de dos hostias. Sólo me ha cabreado una cosa, ¿por qué coño le hacen eso al protagonista? ¿Qué ha hecho para merecer esa humillación final después de haber salvado a todo el mundo? Si hubiese muerto en batalla a la vez que Baan vale, pero una vez está todo solucionado y por fin puede disfrutar de la vida hacerle eso, es que no me jodas... Te has quedado sin perfecto Dai no Daibouken.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre


9 comentarios:

  1. Yo era un gran seguidor de la serie cuando la emitían por la tele y siempre me pareció el mejor sustituto de Dragon Ball cuando esta última dejaba de emitirse en algunas temporadas. Las aventuras de Fly me encantaban, lástima que el anime no siguiera más allá del encuentro con su "padre" (lo pongo entre comillas porque nunca llegué a saber si lo era de verdad ^^U).

    Leerme tu entrada es demasiado spoiler para una serie que me interesa demasiado, así que no me he atrevido a seguirla hasta el final. Me alegro de tu valoración final, aunque esperaba la nota más elevada para un manga que dejó un listón bien alto ahí donde muchos no pudieron seguir la serie. Espero que no fuera por una carencia de carácter épico ;)

    ResponderEliminar
  2. Jajaja pues ya te la estás leyendo y cuando termines si no estás de acuerdo con que no tenga un perfecto lo discutimos xD

    ResponderEliminar
  3. Bueno, lo he releído y sí estoy de acuerdo con la nota que le has puesto. Sucede algunas veces que resuelven satisfactoriamente el desenlace pero no consiguen transmitir el clímax de la forma deseada. Como bien comentas, lo bueno hubiera sido que muriera en el combate final, en un enfrentamiento igualado que acabase con la vida de ambos personajes. Cuando superan esa fase y aún les queda la espinita de hacer algo grande con el protagonista es cuando se sacan giros argumentales de la manga que ni vienen a cuento ni lo hacen en el momento adecuado. Entiendo que quieran darle ese aire épico del sacrificio del héroe en pro de salvar al mundo, pero es un movimiento que siempre requiere de una buena justificación para mantener la verosimilitud de la historia. Lamentablemente, es algo que suele malograrse en más cantidad de guiones de los que nos gustaría... Una lástima porque una historia como la de Dragon Quest bien se merecía un final perfecto. Coincido totalmente con tu puntuación final ;)

    ResponderEliminar
  4. Personalmente, hubiera preferido que Fly sobreviviese y fuese feliz. Él no es como Goku, que vive para luchar, si muere le da igual, es como Gohan (de hecho estoy convencido de que Toriyama usó a Fly como base para hacer a Gohan, las similitudes son flagrantes, mestizo, más fuerte que su padre, se sabrea y estalla, etc...) lo que quiere es disfrutar de sus amigos, y se merecía su premio. Pero ya que te lo cargas, cárgatelo bien, dígnamente, porque que te mate un triste sicario después de haber matado al Jefe Final es humillante...

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que ese final, arrebatandole su "premio" a Fly es una forma de recordar que no todo es siempre tan bonito, hay malvados dispuestos a joder y gente que sufrirá por su culpa, y ni siquiera un héroe podría evitarlo del todo.

    ResponderEliminar
  6. quiza el Mejor Cosa es la Pagina a Mayores que hizo un Fan Frances para terminar el Comic; sin Cambiar el Final como Fly sobrevivio a la Explosion Marcharndose a Lugar Desconocido

    ResponderEliminar
  7. En alguna parte baran dice que el destino del caballero dragón siempre es miserable (o algo asi, lo leei hace mucho) como tal el final es parte de la leyenda del caballero del dragón, recordemos que el caballero del dragón es un ser creado por los dioses para mantener la paz del mundo, cosa que baran cumplió al derrotar a versa y fly a burn, cuando vi el final recordé lo que dijo baran, pero aparte lo dejan a libre interpretación, para mi el final no pudo haber sido mejor, un final digno de una serie que marco mi infancia. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También te enseñan a luchar contra tu propio destino con personajes como Pop que son como Yamcha al principio de la serie y luego acaban mereciendo la pena. Además, Fly es medio humano por lo tanto no tendría que estar tan ligado a ese destino.

      Eliminar
  8. Me acabo de leer esta serie recién, ha sido muy buena, tuvo sus momentos, tanto emotivos(las muertes de Baran, Hadler, Tame...) como chistosos(Pop, Chu XD)..el anime lo vi hace mucho tiempo, solo sabia algunos detalles del manga, he de decir que me han asombrado muchas cosas, el avance de Pop, la fuerza de Mam, lo estratega que es Hyunkel, el aprecio de Baran a su hijo, la justicia y el honor de Hadler...
    Hasta hubieron momentos románticos que al final quedaron abiertos a cualquier posibilidad....hubo como 2 triángulos amorosos XD..
    Gran manga, una lastima lo de Fly, hubiese querido que nos muestren sentado al lado de Leona como gobernantes de Papunika, algo así como Avan y la princesa de Karl...
    Ojala y alguna vez se animen a hacerle un final donde se ve que regresa a la tierra, como un volumen extra...
    Por ultimo agradecer a los maestros Koji Inada(dibujo) y Riku Sanjo(guion) que se lucieron en esta obra, y también claro a nuestros amigos del fansub de Flyreleasegroup por la traducción..

    Gracias y Saludos

    ResponderEliminar