lunes, julio 08, 2013

Ese Gran Final... Halo: Combat Evolved




Comienzo mi andadura por territorio Xbox

Después de un montón de intentos por destruir a los Flood (incluyendo una que requería destruir toda la galaxia) toca destruir Halo usando la nave Pillar of Autumn como bomba. Tras obtener los preceptivos permisos necesarios, es hora de volver al lugar donde empezó el juego, para terminarlo.


Tras librarte de unas cuentas hordas de enemigos y abrirte paso hasta el puente de mando (también el lugar de destino de la primera misión), conectas a Cortana para que active la cuenta atrás. Tienes quince minutos para escapar de la nave.


Sin embargo, las cosas no van a ser tan sencilla. Chispa Culpable 343 (que luego da nombre a 343 Industries) o, como le llaman en El Pacto, Oráculo, hackea la conexión, roba los datos de Cortana y detiene la cuenta atrás.


Toca activar la autodestrucción manualmente, destruyendo los cuatro reactores del núcleo. Al llegar, tienes que activar un ordenador y luego tirar un misil a una rendija que se abre y se cierra, mientras los centinelas de 343 y los Flood intentan matarse unos a otro y matarte a ti y 343 vuela por el aire descojonándose de ti.


Aquí es donde viene la gran pregunta. Has derrotado bichos del Pacto que eran más grandes que tú y además llevaban armadura y escudo, has destruido unidades de movilidad como el Banshee o el tanque también del Pacto, te has enfrentado a los Flood que son mutantes hechos con tus propios amigos, ¿y no eres capaz de volar en pedazos a un puto robot de mierda? Lo peor de todo es que si le apuntas te sale la mirilla roja, como si pudieras de verdad enfrentarte a él, pero si le disparas (por supuesto que lo intenté) no le provocas daño alguno.

Al destruir los cuatro reactores ya puedes escapar, sometido a una nueva cuenta atrás, que ahora es de seis minutos, mientras Cortana le pide a la nave Echo 419 que pase a recogerte. Seis minutos para recorrer 2.1 Km (qué larga es la nave, ¿no?) hasta el punto de encuentro. Las misiones contrarreloj siempre son muy polémicas, y más al final del juego, porque no te permiten disfrutarlo adecuadamente. Si bien es cierto que en este tipo de juegos son muy frecuentes (en Metroid Prime también se dan sin ir más lejos) y, otro detalle a tener en cuenta, que lo normal es que cuando te ponen un contrarreloj, seas capaz de completarlo en más o menos la mitad del tiempo que te dan (pero claro eso no lo sabes la primera vez).

No tienes tiempo de recorrer 2.1 Km a pie en seis minutos, pero hay un Warthog volcado en medio de las llamas que sí puede hacerlo, así que subes inmediatamente y tiras para delante sin detenerte ante nada. Por el camino, los centinelas de 343, los Flood y el Pacto estarán matándose entre ellos otra vez, y tratarán de matarte a ti también cuando te vean, pero no te puedes parar a acabar con todos, tu única opción es pasar de largo, o atropellarles, nunca mejor dicho, según te pille.


Al llegar al punto de encuentro (que yo, y el gamer de Youtube del que he cogido las imágenes, alcanzamos en unos tres minutos, la mitad del tiempo como advertí, y siendo derribados varias veces) Echo 419 es alcanzada por dos Banshees y puedes ver como cae derribada, rodeada de llamas. Ya nadie puede recogerte. El peligro sigue ahí...


...Y el contador también. No olvidemos que seguimos sujetos a una cuenta atrás. Cortana te informa de que hay una nave más adelante, así que toca volver a coger el Warthog y tirar para delante una vez más, llevándote por medio todo lo que encuentres en tu camino.

Justo antes de llegar a la nave hay una barricada y no puedes continuar el camino en tu vehículo. Es la recta final, te bajas y tienes los últimos metros a pie hasta la nave, con unos cuantos enemigos de por medio que ahora sí puedes verte en la obligación de derribar.


Al llegar a la nave, despegas inmediatamente y poco después el Pillar of Autumn estalla destruyendo Halo. No se destruye totalmente en plan desintegración, pero sí que se rompe en varios pedazos que además chocan entre sí, por lo que se le puede dar oficialmente por destruido. 


En la nave, Cortana dice que todo ha terminado. Todos han muerto menos ellos, pero Jefe Maestro la corrige y dice que todo acaba de empezar. Se lleva las manos a la cabeza para quitarse el casco, pero la cámara se aleja y no quedamos sin verlo. Fin.


En conclusión, es un final un tanto contradictorio. Por un lado, es abierto. La última frase de Jefe Maestro lo deja bien claro. Además, hay más cosas, como Ingenio, que sabemos que existe por los vídeos que hay repartidos por el juego, pero nosotros no le vemos, y por supuesto, lo más importante, no sabemos ni el nombre ni el aspecto del protagonista, lo que abre todas las posibilidades hacia una secuela, pero por otro lado tenemos también un dato muy relevante. Hemos destruido Halo, que a parte de ser el escenario del juego, es el nombre, no hay nada más cerrado que eso. Es como si el Monstruo Bu hubiese destruido las bolas de dragón antes de morir pero la historia continuase, sería muy absurdo. 

También he echado de menos algún Jefe Final. En un shooter no son estrictamente necesarios, pero dependiendo del juego tienen cabida o no. En juegos como Call of Duty no tendrían ningún sentido, porque los enemigos son elementos colectivos o abstractos como ejércitos o países, pero en otros como Metroid son un añadido importante que además está muy presente durante el juego. Halo se ha quedado entre los dos extremos, pues tenemos varios enemigos con nombre propio como Ingenio, Oráculo, o sin ir más lejos, el Flood que absorbe al Capitán Keyes, que nos lo encontramos ahí, y es bastante grande, pero a pesar de que en el vídeo de los últimos momentos del Capitán Keyes habla con él, cuando tú llegas ni se mueve, parece que está muerto cuando podría haber sido un oponente interesante. Puede ser que simplemente los hayan dejado para más adelante, con todo el tema de que es la primera entrega, así que esperamos verlos en el futuro, pero a día de hoy esto es lo que tenemos.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

No hay comentarios:

Publicar un comentario