martes, julio 16, 2013

Ese Gran Final... Metal Slug 3




Continuo batiendo a cualquier enemigo que se me cruce en Metal Slug.

Comienza la misión cinco, pero no pone cinco, sino Final Mission. Metal Slug 3 tiene cinco misiones en vez de seis, probablemente por la longevidad de todas ellas, así que nos encontramos de cara al final antes de lo previsto y eso siempre nos sabe un poco mal.

Pero bueno, lo importante es su final en sí, así que comencemos la misión. Empezamos en una plataforma con dos casetas. Al destruirlas, aparecen dos vehículos, el caza que ya vimos en Metal Slug 2, y un vehículo nuevo, un helicóptero.


Joder que bien empieza esto, ¿no? Dos vehículos para que si jugamos en cooperativo los dos jugadores puedan ir igual. En mi caso jugué solo y cogí el helicóptero, por ser la novedad, pero mola más el caza, las cosas como son.

Al montarnos en el vehículo elegido ya se entienden muchas cosas. El vehículo no va a ser un instrumento de apoyo mientras nos atacan desde el suelo como en Metal Slug 2, no, aquí es toda la batalla en el aire. Varias hordas de enemigos nos atacan cayendo desde un paracaídas y con otros aviones mientras volamos entre las nubes.


Después, descendemos hasta estar a ras de suelo, pero seguimos en pleno vuelo. Si nos derriban el avión no iremos andando tranquilamente, sino que seguiremos volando a gran velocidad, solo que en un jetpack. Tras otra horda de enemigos llega el primer jefe de la misión, un avión dirigido por un personaje muy particular, ¡el calvo de la metralleta!


¡Jajajaja! ¿Pero qué cachondeo es este? xD Si en Metal Slug 2 vimos cómo se lo comía una orca y salían sus husesecillos a flote jajaja Debe llamarse Kenny o algo porque sino no es normal. Después de esta aparición, creo que voy a dar por hecho que este personaje va a aparecer en todos los Metal Slug, independientemente de como muera en la entrega anterior. Al menos cuando le derrotas aquí, simplemente se cae del avión, no le devoran ni explota ni nada parecido.

Al destruir este primer jefe, se acaba nuestra andadura por el aire y volvemos a pisar tierra como en una pantalla normal, pero antes de darnos cuenta, nos encontramos con un nuevo jefe, esta vez sacado directamente de Metal Slug 1, pues es el Jefe Final de ese juego, el General Morden en su helicóptero.


Con esto entramos en un tema bastante espinoso, el reciclaje. El reciclaje está muy bien si se usa correctamente, es decir, si es poco y no se nota debido a que el juego actual aporte mucho. Sin embargo, si el reciclaje está para rellenar los huecos que no has sabido crear con elementos nuevos, es decir, vivir de viejas glorias, arruina totalmente el final, o el juego entero.

En este caso vemos que tenemos un pequeño añadido, la ametralladora, que también sale en Metal Slug 1, sí, pero bueno, le abre nuevas posibilidades. Seamos sinceros, la ametralladora está ahí porque montado en ella eres un blanco fácil y así mueres más veces y palmas más pasta, pero bueno, con juego libre ahora en la PSP (o en cualquiera de las otras plataformas para las que salió el juego) no hay quien se resista. La única ventaja que te aporta la ametralladora es que es muy eficaz para evitar morir por la lluvia de misiles, por lo demás, el combate es exactamente igual que en el primer juego.

Al destruir el helicóptero empiezan las sorpresas. El General Morden que acabamos de derrotar no era más que un impostor, un alienígena disfrazado que ahora revela su auténtico aspecto y al verdadero General Morden atado a su nave. Pero no contento con todo esto, atrapa al personaje que tú controlas y lo secuestra también!!! (en mi caso fue a Marco).


¿Y ahora qué? Pues bueno, por algo hay cuatro personajes en el juego. Te sale otro automáticamente, que luego puedes cambiar cuando mueras, y la aventura continúa. Los soldados te llevan hasta una lanzadera donde embarcas en un cohete con dirección al espacio para rescatar al personaje secuestrado.


Pero no debemos olvidar que esto es Metal Slug, y el viaje no va a ser tranquilo. Enseguida sales de la lanzadera y apareces montado en una pequeña cápsula de combate (otro vehículo nuevo ^^) que además tiene una particularidad especial, nunca pierde el arma principal. Si tu coges un Heavy Machinegun, un Laser o cualquier otra, que las coges, porque te llueven, la cápsula despliega dos cañones secundarios que utilizan ese arma, mientras el central sigue usando la normal.


Durante el camino, te acechan multitud de enemigos nuevos mientras de fondo puedes ver caer a los soldados en combate, montados en cápsulas como la tuya, aparte de meteoritos de varios tamaños e incluso ves basura espacial y cadáveres de soldados asfixiados en el espacio flotando hacia ninguna parte.


Tras librarte de los extraterrestres salvajes y de las naves individuales, te encuentras con el primer Jefe Final de Metal Slug 2, la nave redonda, pero no contra una, sino contra tres, dos a la vez y una tercera después que al derrotarla se fusiona con la nave nodriza, recreando el segundo y último Jefe Final de Metal Slug 2.


De nuevo, más reciclaje... Bueno... hasta el momento, la recreación del combate contra el General Morden no me había molestado demasiado porque hay bastantes elementos propios del juego que lo compensan pero ahora hemos sumados dos reciclajes más de golpe y la cosa se complica. Cierto es que argumentalmente está justificado, les estás invadiendo, es normal que te ataquen varias naves de asalto y que llegues a la nave nodriza donde tienen secuestrado a tu compañero, pero eso, ya vale. 

Al derrotar a la nave nodriza no la destruyes, sino que entras en su interior para proseguir tu marcha. Tienes otro tramo en la nave (bueno, a mí ya me la habían destruido hace mucho, pero las capturas son de un usuario de youtube que tenía una partida perfecta de ésas sin morir ni una vez) o en el jetpack y al terminarla al fin llegas a una zona donde sigues a pie. En ese momento te asalta un nuevo tipo de enemigo, una máquina con cerebro que te lanza ondas de energía en forma de anillo que te matan si tocas los bordes.


Un poco más adelante, encontramos al General Morden en una cámara de tortura de impulsos eléctricos. Al destruir el panel de control le liberamos, pero Marco (o en este caso Eri o el personaje que hayan secuestrado) no está, y nos toca continuar avanzando.


Seguimos adelante, y a partir de este punto, el juego tiene como objetivo que te olvides completamente de todo lo que han reciclado para esta misión. Si ya hace un momento hemos comentado el enemigo que te ataca con anillos de energía, ahora viene un festival de criaturas nuevas y alguna que otra sorpresa. ¿Recordáis en la misión 5 de Metal Slug 2 que había unos enemigos que eran una especie de demonios zombies que si no les matabas explotaban? Pues ahora los tienes en pequeñito, que digo yo serán la crías. Aparte, encontramos un nuevo personaje de apoyo (como el prisionero que lanza Hadoukens), una pequeña navecita que dispara rayos y nos ayuda contra unos molestos enemigos grandes que no son jefes, que te atacan soltando burbujas verdes de su estómago. Por supuesto te siguen lloviendo las distintas armas que hay durante todo el juego.


Un poco más adelante llegamos a una habitación oscura, con un extraño monstruo de fondo que se parece al Dr Willow y te dispara una serie de bolas de energía gigantes muy complicadas de evitar, porque van seguidas, ocupan mucho espacio además tardan en desaparecer por lo que te cierran el camino, e hicieron que mientras jugaba me sintiera como el Monstruo Bu cuando tenía delante la Genkidama.


Sonaba a Jefe Final, pero no. Al derrotarle, la cosa se anima más aún. Nos encontramos de frente con una versión malvada de Eri, que han fabricado a partir la original secuestrada. Y no es una sola, ¡¡es un ejercito!! Se ve que como les inflas en Metal Slug 2, pues han pensado que para qué complicarse, secuestran a quienes les han derrotado y los usan para crear su propio ejército invencible.


Ahora viene una horda compuesta por todos los enemigos nuevos desde que has entrado a la nave y además los clones, menos mal que te sale un tanque para que se te un poco mejor que si no te caen balas por todos lados.


Al fin llegas al lugar en el que tienen cautivo al personaje secuestrado. Está en una burbuja sumergido en LCL y tu misión es liberarlo, pero los clones infinitos saltarán a tu paso hasta que lo consigas. Hay un dato curioso de esta habitación, y es que, no sé por qué, pero no dejan de lloverte Heavy Machineguns sin cesar, hasta el punto de que puedas alcanzar perfectamente los 999 disparos sin ningún problema. Debe ser para compensar las infinitas acometidas de clones, que tienen demasiado interés en que no liberes a, en este caso, Eri., ¿por qué?


Lo descubres cuando la liberas. Al perder el original, los clones ya no tienen energía, y mueren nada más morir. Sin embargo, unos cuantos consiguen levantarse después de muertos y convertirse en zombies como los de la misión 2 (hasta tienen el ataque especial ese que echa un chorro de ácido por la boca).

Ya has conseguido tu objetivo, es la hora de escapar, pero hay varias puertas blindadas bloqueandote el camino, y los clones zombies no van a dejarte irte de rositas. Aquí hay una pequeña errata, porque cuando liberas al personaje secuestrado, él se adelanta y te espera al final de la nave, así que ¿cómo ha pasado las puertas blindadas?


Por el camino nos encontraremos dos vehículos, el primero antiguo, el del final de la misión 2 de Metal Slug 2, que se usa para el enemigo de la torre, y el segundo, seminuevo, nuevo del juego pero hemos podido usarlo levemente en una misión anterior, es la cabina con puños.


Alcanzamos el final de la nave, donde nos espera Eri con un tanque, pero los tanques de Metal Slug son de una plaza, por lo que sólo te montas tú (si juegas en cooperativo hay dos). Eri abre la compuerta y los dos sois arrastrados juntos a varios cadáveres y un montón de escombros.


¡Ya está! Estamos cayendo hacia la Tierra, a salvo en nuestro, tanque, pero un antiguo amiguito nos da un toquecito en el hombro para avisar de que nos hemos ido sin despedirnos de él. ¡Jefe Final!


¡Y aquí está! ¡La guinda del pastel! ¡Un Jefe Final en caída libre! ¡Por fin alguien que me entiende! No entiendo como un recurso tan maravilloso puede ser utilizado tan poco, que yo recuerde, sólo lo he visto en dos ocasiones, en Assassins Creed Revelations, y al final del combate de Goku y Ten Shin Han, y en los dos casos la parte de caída libre es muy corta. Este es el primer combate que veo íntegramente en caída libre.

Sobre el combate, tienes que atacarle al cerebro, igual que antes (sí, es el bicho de antes que se parecía al Dr Willow, debe ser el Alinigena Jefe o algo así xD). Puedes quedarte en el tanque o salir y dispararle a pie, no te caes ni nada, ya lo intenté. De hecho, es el primer jefe también que puedes rajarle con el cuchillo hasta matarle, normalmente eso es prácticamente imposible.


Al cabo de un rato viene Eri (o el personaje que hayan secuestrado, volvemos a repetir) que lógicamente nos preguntamos como iba a poder sobrevivir en el espacio, pues con una nave enemiga (como Goku en Namek xD).

Desgraciadamente, todo esto tiene una parte negativa, los ataques del bicho. Sólo tiene dos, uno es una onda cerebral que se evita saltando muy fácilmente, y el otro son varias bolitas puñeteras que sí te pueden joder porque abarcan una gran parte de la pantalla y cada vez tienen una amplitud distinta. Además, va alternando los ataques, por lo que enseguida ves lo que hay y lo que viene a continuación, le falta el ataque gordo, no tiene un rayo desintegrador de Independance Day como en Metal Slug 2, un ataque de esos que te hace cagarte en los pantalones porque no sabes cuando ni por donde te va a venir. Sólo dos ataques que encima se van alternando, un Jefe Final tan largo como es éste, termina siendo un poco pesado ante la monotonía y la falta de sorpresa.


Cuando le derrotas, su cerebro explota, vuelves a montarte en el tanque (aunque te lo hayan destruido) y caes finalmente a salvo a la Tierra. Mission Complete!! 


El cadáver del bicho cae al mar, y vosotros también. Quedáis flotando en un bote salvavidas mientras el General Morden celebra su regreso triunfante a la Tierra. Fin.


¿Qué puedo decir? Me quito el sombrero. Un juego arcade de tiros ha sabido aprovechar mejor sus características para dar una jugabilidad variada y un final digno que muchos juegos actuales de mayor presupuesto y presumida calidad.

Sobre lo del reciclaje... Vale, sí, tiene mucho reciclaje, mucho, es cierto, pero es que por cada vehículo reciclado había tres nuevos, por cada jefe reciclado había cuatro nuevos, si nos ponemos exquisitos hasta podemos decir que los alienígenas del Metal Slug 2 son enemigos reciclados porque al fin y al cabo les derrotas, pero es que da igual. Por cada enemigo reciclado había diez nuevos (sin exagerar) que además cada uno atacaba de una forma distinta, y SÓLO en esta misión!!! Es una pena que el Jefe Final tuviera ese defecto, pero aun así he quedado muy satisfecho con el resultado final. Lo único que ha faltado es la excavadora, que salen todos los vehículos menos ése, y para mí es el mejor con su Harpoon Cannon del Skies of Arcadia.

Eso sí, me ha molado de tal manera tanto el juego como el final especialmente que me he puesto a rejugarlo una y otra vez y he acabado hasta las narices, así que me voy a tomar un descansito antes de ponerme con Metal Slug 4. 

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

9 comentarios:

  1. Esta fase final es tremenda! Cierto que empieza con mucho reciclaje, pero además de tu apunte sobre su justificación argumental (estás atacando el grueso de sus fuerzas y ponen toda la carne en el asador), al menos el reciclaje no es el típico que usa los jefes de las fases anteriores del mismo juego, sino que provienen de los metalslugs anteriores que no tenías porqué haberlos jugado cuando llegabas al final de éste (aunque eso sería rarísimo hoy día, que los tenemos todos juntitos en el Anthologies, pero nunca hay que olvidar que el juego nació como recreativa)

    Eso sí, es tan largo, difícil y hay tantos enemigos que confieso que a mi se me hizo demasiado cuesta arriba y que sin créditos infinitos me hubiera sido imposible ni siquiera acercarme al verdadero último jefe, pero como fase final en sí es de lo más grande que se ha hecho en arcade.

    Un saludo!!

    PD- Como recomendación del mismo género, algún día me gustaría leerte sobre el Gunstar Heroes de megadrive (aunque he visto que no está entre los anunciados para 2013 y 2014)...es de los de "viva el reciclaje" pero el reto de su última fase me encantaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los videojuegos previstos para este año y sucesivos son simplemente aquellos a los que estoy jugando y a los que me gustaría jugar, pero el año es muy largo y no se puede planificar algo como esto como si fuera un plan de estudios. Mismamente, los Metal Slug no estaban previstos, porque desconocía la existencia de este collection, o por ejemplo los Sonic de Megadrive que estoy con ellos ahora mismo, ¿quién me iba a decir que mi pareja encontraría la Mega Drive de su infancia y me la dejaría? Por culpa de estos y muchos, varios juegos previstos para este año ya los he movido al siguiente, y a saber todos los cambios que habrá aún, queda poco menos de medio año todavía.

      Pero por encima de todo, como gamer que está abierto a cualquier tipo de juegos (menos al FIFA y a los juegos de zombies xD), acepto con mucha alegría las recomendaciones, sobre todo de mis afiliados que sé sabéis de que habláis :) Por tanto, lo jugaré cuando tenga un hueco ^^

      Eliminar
  2. Qué gran recuerdo con este artículo. El final de Metal Slug 3 es el mejor de toda la saga, a mi gusto, pues es una cacería frenética que no para en ningún momento. Qué manera de sudar con el marciano gigante y sus bolas de poder.

    Discrepo con tu punto del reciclaje como algo negativo. Creo que en este juego los autores reciclaron a destajo intencionalmente en este nivel, a modo de homenaje de las entregas pasadas, considerando que sería éste el último Metal Slug hecho por los autores originales. Podían hacer eso aprovechando que al juego no le faltaban novedades.

    Tienes un blog excelente, creo que pasaré por aquí más seguido.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te has leído bien la entrada, verás que al principio, cuando empieza a salir el reciclaje, se discute sobre que su uso abusivo se vuelve algo negativo, pero al final se concluye que no se realiza un uso abusivo de él y se mantiene como algo positivo.

      Eliminar
  3. gran juego me costo como un año llegar al jefe final claro con un solo credito.. pero nunca pude vencer al jefe sin perder vidas.. incluso con una continuacion... gram juego la verdad...

    ResponderEliminar
  4. Los muertos de Evangelion hahahahaha muy buenas las reseñas en general de este blog. Otro arcade mu guapo que tenía tambien un final larguito, reciclado y gracioso era el Tumble Pop, supongo que os sonará, si no, meterle ya rápido.

    ResponderEliminar
  5. ME JUSTO EL GRAN FINAL DE METAL SLUG 3 PUEDES SUBIR LA MISSION 1 2 3 4

    ResponderEliminar
  6. Buenas, disculpa bro. Tengo una duda. Qué es el monstruo que salé al final del Metal Slug 3, despues de los creditos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Es cierto que sale un pez al final, pero no le di ninguna importancia. La pistola se hunde y termina golpeando en la cabeza de un pez, que cierto que tiene cara antropoformica. Si de verdad tiene algún significado especial y lo encuentras, estaré encantado de que compartas su significado.

      Eliminar