miércoles, abril 23, 2014

Ese Gran Final... Final Fantasy X




Entrada actualizada a 16 de Agosto de 2015

Después de varias horas con sorpresas a tutiplén, como que el eón supremo es un guardián transformado, que nos hemos cargado a Yunalesca y que le hemos volado los brazos a Shin. por fin vamos a la mazmorra final, ¡el interior de Sinh! Nuestro objetivo es acabar con Jecht y con Yu Yevon, mientras aplacamos su furia con el cántico (de toda la vida se sabe que la música amansa a las fieras).

Al entrar dentro de Sinh nos encontramos un escenario que dista bastante de cualquier cosa que hubiéramos imaginado jamás. No hay paredes de carne, ni jugos gástricos, ni órganos gigantescos, no. En su lugar hay un mar lleno de nieblas y unos extraños aros de luz que te indican el camino.


Esta será nuestra última área de entrenamiento. Un lugar ideal para desarrollar un poquito a nuestros personajes, con enormes bichos para enfrentar, en especial en Rey Bégimo, que al derrotarle te suelta Meteo y (por lo menos a mí) me mata a todos.

Al pasar esta zona nos encontramos al primer Jefe Final, Seymour (sí, otra vez). Es una pena porque es un personaje que al principio molaba pero se termina volviendo tan pesado que hasta Tidus se lo dice xD


Para colmo, ese día en Square Soft se ve que no les apetecía mucho currar. Tenían que crear una última transformación de Seymour, pero se ve que no tenían muchas ganas o simplemente ese día no se les ocurría como hacerla. ¿Solución? Hacemos una silueta oscura y no le ponemos cara ni ropa.


Bromas aparte, vamos con el combate. Los círculos que rodean a Seymour tienen cuatro símbolos cada uno de un color, que representan las diferentes magias elementales. Al comenzar el combate, estos se alinean en rojo y Seymour comienza haciendo magia Piro++ Además lo hace cuatro veces seguidas por lo que uno de nuestros personajes se llevará el doble de daño.

Los jugadores habituales que ya conocen este combate lo solucionan con un equipamiento antielemental o incluso de absorción elemental, pero para los que jugamos por primera vez, dentro del combate ya es tarde y hay que pensar otra cosa. Lo suyo sería usar las magias de Yuna de protección elemental pero como digo ataca cuatro veces, no solucionaría nada, es mejor espejo que aguanta todo el rato :p Como era de esperar, las magias que le devuelves a Seymour con espejo le recuperan algo de vida, pero por poco nivel que tengas lo compensas con tus daños. Además, puedes atacar a los círculos para que giren y cambie su protección elemental.

Al cabo de un rato se ilumina en rojo, y ya sabe que el rojo sólo significa una cosa, ¡peligro! Poco más tarde te lanza Artema, y si la aguantas (o pones a un eón para que se lleve el golpe) se le pasa el brillo, gira los símbolos para cambiar el elemento con el que te ataca y el ciclo se repite.


Lo malo, tiene muy poca vida. Por muy poco nivel que lleves, no le vas a ver usar todos los elementos, como mucho dos, y si llevas un nivel aceptable puedes cargártelo antes de que haga el primer cambio sin ningún problema. Es una pena porque el daño que te causa sí es aceptable para la situación luego no es un problema de dificultad, sino de duración. El combate no dura lo suficiente como para disfrutar de él ni de la increíble canción que lo acompaña, que como no podía ser de otra manera se llama Fight With Seymour.


Cuando acaba el combate, Yuna envía a Seymour, que desaparece para siempre (al fin...). Continuamos avanzando y encontramos una segunda área de entrenamiento sin nada reseñable, y al atravesarla nos teletransportan a una extraña sala sin entrada ni salida de la que brotan cristales del suelo y si te pilla uno es un combate aleatorio. Por el contrario, también hay cristales "cofre" que te dan algunos objetos gratuitamente para prepararte de cara al enfrentamiento final (lástima que el punto de guardado esté justo antes de este lugar).


Al cabo de un rato, de la misma forma misteriosa que has aparecido, vuelven a transportarte sin previo aviso, y esta ya al escenario de la última batalla, en el que se encuentra Jecht frente a ti.


Tienen una pequeña conversación. Tidus vuelve a remarcarle su desagrado a su propio padre, y Jecht le pide que acaben cuanto antes, sin olvidar disculparse por adelantado, pues cuando comience pronto no podrá controlar sus acciones. Sin más dilación, Jecht se arroja al vacío para resurgir con transformado ¡en el Eón Supremo!


Sí, no me he equivocado, este es el Eón Supremo, o más bien, el último Eón Supremo que hubo. Recordemos la historia, al igual que Bahamut, que es el niño que sale al principio del juego, o el resto de eones, que también eran seres humanos en un principio, al llegar a Zanarkand, el invocador de turno tiene que convertir a uno de sus guardianes en el Eón Supremo para enfrentarse a Shin, y que cuando lo derrote Yu Yevon se apodere de él para crear un nuevo Shin. Esta es la forma que adquirió Jecht al transformarse, y con la que derroto a Shin hace diez años, y ahora nos toca enfrentarnos a él, con otra increíble canción de fondo, Otherworld.


Desgraciadamente, el combate no es tan bueno como la canción. Como todo eón que se precie, Jecht tiene un turbo o límite, lo cual estaría genial si no fuese porque su estrategia se basa en cargarlo para usarlo y ya está, dejándote un montón de turnos prácticamente sin causarte daño. Hace un par de tonterías para aparentar, pero nada para preocuparse. Además, en este combate dispones del comando extra "Hablar" que te sirve para que Tidus hable con Jecht y bajarle la barra de turbo a cero, lo cual simplifica las cosas hasta un nivel ridículo. Eso sí, son limitadas, sólo puedes usarlo dos veces, y yo las desperdicié como un tonto, pero bien usadas anulan prácticamente a Jetch.

Para colmo, el turbo de Jecht no es nada espectacular. Joder eres el Eón Supremo, después de ver turbos bastante vistosos como el de Ifrit sin ir más lejos, para el Eón Supremo y además Jefe Final del juego esperaba algo increíblemente espectacular, pero su turbo es tan triste como como cogerte con la manaza, cargar energía oscura y estrellarte contra el suelo. Joder unos meteoritos, una estrella reventando, un agujero negro, algo, pero esa mierda... u_u


Al derrotarle, el símbolo de Jecht sale grabado a fuego en el cielo, se extrae una espada del pecho y resucita con la vida doblada. En el primer asalto tiene 60.000 y en este 120.000 lo que da un total de 180.000 para todo el combate, una cantidad ya aceptable para una batalla de estas dimensiones.

Con la espada la cosa mejora, porque con ella hace un barrido a los tres personajes y además les pega un buen meneo, es el único ataque que puede complicarte las cosas.

Aun así, no me acaba de creer que Jecht no tuviese un ataque espectacular a su altura, así que he investigado y efectivamente lo tiene, sólo que no es su límite, es un ataque normal, y por alguna extraña razón, no me la hizo en todo el combate. Lo único que no se ve lo que quita realmente porque el único vídeo que he encontrado en el que sale el ataque están todos los personajes al máximo y les hace cosquillas, pero seguro que está a la altura.


Desgraciadamente, aquí se trunca mi análisis. Lo que tocaría ahora sería evaluar la espectacularidad que aportamos nosotros, y que como es habitual, se puede obtener por completo sin necesidad de haber completado la partida. Existen algunos casos como Golden Sun 3 que te requieren pasarte el juego para darte acceso a ciertos ataques finales, pero lo normal es que tú puedas conseguir todo antes de ir al Jefe Final. 

Una vez vista la historia y sin miedo a spoilers, me puse a investigar cómo sacar las cosas que me faltaban, esperando, también como es habitual, que hubiera que hacer alguna subquest un poco más complicadilla de lo normal para sacarlo. Sin embargo, la cara que se me quedó al ver las burradas que piden en esta ocasión fue de foto.

En primer lugar, para conseguir las dos invocaciones secretas, requieres haber conseguido todos los tesoros ocultos de los templos. No los saqué, pero no pasa nada, tenemos el avión, volvamos a los templos a por ellos. Pues mi sorpresa fue grande cuando me di cuenta que a la entrada de varios de ellos me saltó un eón oscuro que me derrotó inmediatamente. Sí, puedo esperar a derrotarlos y cogerlos, pero eso requeriría mucho grind y desvirtuaría el combate final. Sacar los límites tampoco es nada sencillo. Requieren todas las esferas de Jecth, usar los límites de Tidus 80 veces, hartarte a jugar al Blitzball, o ya directamente extraerlo de un Jefe Secreto (saliendo con vida del combate, evidentemente), como pasa con Kimari. Y ya las armas finales peor aún. Esquivar 200 rayos, ganar una carrera con tiempo 0:00:00, jugar todavía más al Blitzball, y por supuesto coger objetos que si se te pasan durante la aventura después habrá un eón oscuro delante para obtenerlos. Era un círculo vicioso. Los eones oscuros sin las armas ni las invocaciones finales son imposibles, pero ahora si quería obtenerlos debía derrotar a los eones oscuros. Era un callejón cuya única salida era derrotar a los eones oscuros con el límite de Yojimbo, pero si los derrotaba así, ¿para qué iba a conseguir las armas finales? Solución, segunda partida.

Por tanto esta entrada no contará con una valoración al final como es habitual, al no disponer de todos los datos. Se añadirá posteriormente cuando se tenga pleno conocimiento de todo. Una situación así normalmente se solucionaría posponiendo la entrada unos días, pero con todo lo que he visto por delante, no creo ni que esté en unos meses.

No obstante, sí que puedo decir una cosa, y es alabar enormemente el sistema de combate del juego, es completamente ideal. En cualquier otro Final Fantasy o incluso en casi cualquier RPG, tú tienes tu grupo para combate y tu grupo de reservas. El juego te dará mayor o menor facilidad para cambiar los personaje fuera de batalla, pero una vez dentro, la cosa es inamovible (salvo en la saga Golden Sun que puedes cambiar un personaje cada turno). Pero en Final Fantasy X la cosa cambia. Por primera vez tienes acceso completo al grupo dentro del propio combate y puedes usar, quitar y cambiar a quien te de la gana en todo momento, lo que le da mucha vidilla al juego. De hecho, todo el juego se basa en presentar enemigos en combates aleatorios con distintas debilidades que son más fáciles de matar con uno u otro personaje y así obligarte a usar y desarrollar a todos. En los combates finales, aunque esto no sucede, tampoco sucede lo contrario. Los enemigos no tienen ninguna resistencia especial que haga quedar relegado a uno o varios de los personajes, y tú puedes combatir con quien más te guste y tu propio estilo, algo que siempre es positivo.

Volviendo al juego, cuando acabas con Jecht, se apoya clavando la espada en el suelo, dando lugar al escenario que nos encontramos en el Dissidia.


Justo antes de caer, un extraño ser sale de su interior y se queda flotando en el aire. Todos sabemos quien es, pero de momento todos los personajes lo ignoran.

Jecht recupera su forma original. Tidus corre y lo envuelve entre sus brazos, llorando mientras le grita que le odia.


Antes de morir, Jecht le recuerda a Yuna que haga lo que tiene que hacer, ya que estos aún no ha terminado. Finalmente, muere, y Yu Yevon entra en acción. Una explosión de luz ciega a todos, que de pronto aparecen en un nuevo escenario, sobre la espada de Jecht en su forma de eón.


Rápidamente, y sin ninguna explicación, comienza el combate. Controlas a Yuna. Te obligan a seleccionar un eón para invocar, y en cuanto aparece, Yu Yevon se apodera de él, convirtiéndolo en un eón oscuro, así que te lo cargas, seleccionas a otro, y vuelta a empezar. ¿Cuál es el plan? Sencillo. Yu Yevon se apodera de un eón para crear un nuevo Shin. ¿Cómo hacemos para que no nazca Shin nunca más? No habiendo eones de los que apoderarse. Así que tenemos que matarlos (y para siempre) a todos.

Yuna pone una cara de tristeza cada vez que matamos a uno que madre mía, parece que hemos matado a un familiar suyo.

Cuando acabas con todos, Yu Yevon, como es lógico, se cabrea y te asalta, pero antes de comenzar el combate, Tidus por fin se sincera con todos y les cuenta que cuando acabe el combate desaparecerá. No les da todos detalles sobre que es un recuerdo del pasado soñado por los oradores y todo eso, pero lo que dice es suficiente para que Yuna se quede a cuadros, aunque ya lo sospechaba. A decir verdad, no tienen nada que reprocharle, puesto que todos le ocultaron que Yuna moriría cuando derrotase a Shin.

Comienza el combate, y rápidamente te das cuenta de dos cosas. La primera, que todos los personajes llevan una aureola así de repente. A ver, relacionemos... Explosión de luz, cambio repentino de escenario a un lugar en el que no hay nada más que una espada, y aureolas sobre la cabeza. Pues están todos muertos luchando en el purgatorio o algo así, total, no sería la primera vez que pasa algo así


La segunda es la extraña música que acompaña al combate, que aunque no está mal, ya no está a la altura de las anteriores.


Pero las cosas extrañas no acaban ahí. El combate empieza a complicarse por momentos. Cada vez que atacas, independientemente del daño que causes, Yu Yevon se cura 9999 de vida. Bueno, no pasa nada, lo mismo que con Seymour, espejo y me vas a curar tú a mí machote.

No funciona... A pesar de que el hechizo espejo no falla ni sale que esté protegido, Yu Yevon sigue curándose, y para colmo te ataca con Ultragravedad, dejándote con todos los personajes a un cuarto de vida de un plumazo.


Yu Yevon empiza a ponerme nervioso. Ya sabía que las armas finales tenían expansión de daño, lo que solucionaría el problema, pero yo no tenía ninguna de ellas. Lo único que tenía con expansión de daño era Bahamut y acababa de matarlo yo mismo.

Pero bueno, calma. No hemos llegado hasta aquí para perder ahora. Si sólo hace Ultragravedad es imposible que me gane porque dejar la vida a un cuarto es dejar siempre algo de vida, luego hay tiempo, pensemos....

Sin embargo, Yu Yevon seguía cargándose de energía a cada a turno. No había ningún medidor de turbo como con Jecht, pero está claro que uno no se carga de energía para nada.


Ese nada en realidad era Artema. Después de muchos turnos, lo hizo. Miré aterrorizado a la pantalla, temiéndome lo peor, y así fue. Los tres personajes cayeron, se había acabado.

De pronto, sucedió un milagro, los tres personajes resucitaron, porque lo que significaba la aureola no era que estaban muertos sino que tenían autolázaro y no lo sabía... Este combate es una tomadura de pelo, no puedes perder. Da igual cuantas veces te maten, siempre resucitas.

Fue un alivio descubrirlo, pero eso no solucionaba el problema. Seguía sin saber cómo derrotarle, hasta que la solución vino a mí. Un "plim" me indicó que la barra del límite de Wakka estaba cargada. Ruleeeeeeeeetaaaaa de Chuuuuuuteeeeesssss y adiós Yu Yevon :D Y menos mal que me dio por jugar un poco al bliztball al principio del juego para sacar este límite, porque sino creo que todavía seguiría en el combate. Carga y Asalto habría sido insuficiente para matarlo, ni ninguno de los otros límites que tenía. Pero bueno, lo importante es que al final salió todo bien.

Finalmente todo acabó, y es la hora de la presentación final. Comienza a verse como los oradores se convierten en piedra al dejar de soñar. Ya no habrá eones nunca más. Yuna comienza el ritual de envío, y el primero que desaparece es Auron. Se despide diciéndoles a todos que ahora esta es su era.

Se van del interior del cuerpo de Sinh, mientras todas las invocaciones van desapareciendo. Sinh explota, provocando una euforia generalizada. Tras eso, Tidus empieza a desvancerse. Es el momento de que la historia de amor termine. Yuna se lanza hacia Tidus para abrazarle, pero él ya no tiene cuerpo sólido y le atraviesa.


Ella se queda tendida en el suelo unos segundos, apenada. Finalmente se levanta, y ya no puede tocarle, por lo menos no quiere que se vaya sin haberle dicho nada. Yuna le da las gracias (y atención que en la versión en español pone Te Quiero en los subtitulos, pero dice claramente arigato, así que no hay lugar a dudas. Han sido los equipos de América y Europa los que han traducido mal aposta para "adaptarla" Personalmente veo más sentido que Yuna de verdad le esté dando las gracias por todo lo que la ha ayudado (y tanto, gracias a él no se ha suicidado inútilmente) que por el polvo que echaron en el lago.

Tras escucharlo, hace como que la abraza por un momento y después se arroja al vacío, donde desaparece, y se reúne con Braska, Auron, y Jecht.


Para terminar, Yuna da un discurso en el estadio de Luca, lleno a rebosar. Allí, aparte de informar oficialmente de la derrota de Sihn, pide a todo el mundo que recuerde a las personas que han perdido.

Cabe añadir que habla desde el palco, así que se presume que Yuna es la nueva Venerable de Yevon, bastante curioso cuando ella ha matado al propio Yevon jaja. Créditos.


Sería un buen final tal y cómo está, pero aquí está el broche final que lo estropea. Después de los créditos, Tidus aparece buceando en el agua (cuando se supone debería estar en el Etéreo). Se despierta y nada hacia la superficie. Fin


Reflexionemos un poco sobre la historia. Sí, Tidus desaparece, pero recordemos que empieza con Yuna dispuesta a morir. En cualquier argumento, que las cosas no salgan como uno espera inicialmente, es decir que haya sorpresas, siempre es algo positivo. Ya que te plantean un problema al principio del juego, es lógico pensar que termine con la solución de ese problema, pero haberlo hecho a coste cero y con final Disney con boda y fuegos artificiales en un mundo en el que todo gira alrededor de la muerte habría emponzoñado la historia, quedando relegado todo lo demás a intentar disfrazar que el juego gira en entorno a la historia de amor. Con esto demuestran que no, que la historia de amor está ahí, pero no es lo más importante, hay más cosas detrás. Secretos, misterios y demás. No se ponen pesados con el tema en ningún momento. Salen un par de escenas y ya.

Lo de Tidus es complicado. Me refiero al origen. Según lo que nos cuentan en el juego, los oradores están soñando sobre el pasado, luego tanto Tidus como Jecht existieron realmente una vez, y probablemente murieron en el ataque de Sinh a Zanarkand ¿Qué es lo que pasa en el juego? Pues para verlo mejor, yo me he imaginado cuando pones un VHS antiguo de hace un montón de años, pero en este caso puedes interferir en lo que ocurre en el vídeo. Como es una grabación del pasado, tú ya sabes lo que pasa, entonces en el momento justo fue como si sacasen a Jecht de la tele y lo trajeran a la realidad. Claro, como Jecht forma parte del vídeo, tú no puedes darle para adelante ni para atrás, porque le afectaría, entonces te ves obligado a dejar la cinta puesta hasta que pasan los diez años y entonces sacas a Tidus, y cuando paras la película, pues los dos desaparecen.

Por último, ya que no puedo dar una valoración, os diré dos curiosidades sobre el juego que he descubierto al comenzar esta segunda partida. En primer lugar, el escenario de la batalla final se desvela al principio del juego, cuando Tidus entra en Zanarkand y aparece flotando en un lugar misterioso, es allí. Incluso sale el símbolo de Jetch en fuego y todo. Si lo piensas bien, tiene hasta sentido, porque Tidus entra en el interior se Sinh, que es donde se encuentra su padre. Y en segundo lugar, el arma que te da Auron al principio del juego para luchar en la ciudad, tiene la misma forma que el arma para capturar que consigues en la Llanura de la Calma, aunque no tiene los mismos efectos.

Valoración Global del Final
Pendiente

UPDATE: Bien, finalmente, ha llegado el día. Más de un año y 130 horas después, por fin he conseguido todos los elementos que componen las habilidades finales de los personajes. Armas, límites, invocaciones, ¡todo! Y la verdad, estoy muy contento con algunas cosas y muy decepcionado con otras. Vayamos por partes:

En primer lugar, las armas. Sabemos que ningún arma en todo el juego te sube una puntuación de ataque fija (sólo en porcentaje). Sin embargo, sin subirte ni un sólo punto, todas las armas finales hacen que quites diez veces más, ya que todas cuentan con expansión de daño. Además, también tienen triple turbo, y una serie de habilidades extra como doble experiencia, gasto de 1 MP por hechizo, etc... que varían con cada personaje. Realmente, no es imprescindible coger estas armas en concreto, porque tú te las puedes fabricar. Los monstruos de la última sección de la zona de entrenamiento sueltan armas con cuatro huecos y triple turbo, para que tú le metas lo que quieras en los otros tres huecos. Se venden por 150.000 en las tiendas, ¿pero y si no quisieras venderla? Todas las habilidades que poseen las armas finales se pueden meter manualmente. Es posible que no quieras que un personaje tenga doble experiencia, pues cuando tengas todo a 255 será un atributo inútil. Es posible que en su lugar quieras meterle contrataque por poner un ejemplo. Pues puedes hacerlo, ¿cuál es problema? Si ya hay que hacer malabares para conseguir las armas finales, fabricar las tuyas propias requiere un esfuerzo todavía mayor, sobre todo en términos de tiempo, porque meter expansión de daño manualmente requiere el uso de las escasas materias oscuras. Pero bueno, la posibilidad ahí está. Si nos fabricamos los accesorios con expansión de vitalidad, cinta y demás, ¿por qué no un arma? Todo lo que te ofrezca el juego para elevar al máximo tus posibilidades tanto de éxito como de diversión siempre será algo positivo.

Pasamos a las invocaciones. En este juego, la invocación final son las Hermanas Magus. El ataque final de las Hermanas Magus, ni es muy impresionante ni quita mucho, pero cumple los mínimos. En Final Fantasy VII vimos una invocación final muy impresionante y que quitaba mucho al ser multihit. En Final Fantasy VIII, la invocación final seguía siendo bastante impresionante, y aunque sólo daba un golpe, tenía expansión de daño, cosa que no ocurría en el anterior título. Ya en Final Fantasy IX la cosa fue para abajo, pues la invocación final mucho rollo para luego hacer solo un golpe de 9999 de daño. Aquí hemos remontado un poco, la cosa está equilibrada. Ni es muy impresionante, ni quita una barbaridad, apenas seis o siete golpes de 99999 (recordemos que los niveles de vida y ataque tanto de aliados como enemigos en los Final Fantasy de PS1 y Final Fantasy X no tienen nada que ver). En el siguiente vídeo se ven un montón de números saltando cuando causan el daño, pero es sólo porque el ataque es de objetivo múltiple.


Pero la gracia de las Hermanas Magus está también en sus habilidades normales. Pueden hacer autolázaro, todo tipo de magias, espejo, y la pequeñita con el disfraz de abeja, Mindy, tiene un ataque multihit que dispara con el aguijón infinidad de proyectiles que terminan causando un gran daño. El problema, no puedes decirles qué habilidad concreta usar, hay un par de órdenes ambiguas y luego hacen ellas lo que les da la gana. Es más, a veces, la gorda decide no hacer nada, literalmente, y tiras el turno a la basura. Teniendo en cuenta todo esto, podemos llegar a la conclusión de que las Hermanas Magus son una invocación final, aunque mejorable, aceptable.

Por último, quedan los límites finales, los cuales, sinceramente, me han decepcionado en profundidad, pues no hay un solo límite que realmente merezca la pena. Vamos uno a uno. Yuna, no tiene. Usa el mismo límite durante todo el juego. Lulu, lo mismo. Sería salvable si la potencia de ataque mejorase durante el juego, pero ¿de qué me sirve hacer Artema o Sanctus siete u ocho veces seguidas si van a quitar diez veces menos que cuando hago uno solo? Joder si es un límite, se entiende que no se puede hacer todo el rato y por eso es más poderoso. Pues aquí al revés. Vamos a hacer que quite menos para compensar el multihit, es lo que debieron pensar los desarrolladores. Y ya te digo si lo han compensado, hasta tal punto que ni merece la pena hacer el límite. Kihmari, una explosión muy bonita pero sólo un golpe de 99999. Vamos, que no hay diferencia entre atacar normal y hacer el límite. Rikku, tampoco tiene. He visto que con la alquimia se puede hacer alguna cosa chula, pero nada del otro mundo, y además entramos en un punto en el que para conseguir hacer la alquimia correspondiente no sólo hace falta tener la barra de límite llena, sino también los objetos necesarios para la alquimia, y lo más importante, saber cuales usar. Wakka, una vergüenza. Después de tener el mejor límite hasta el momento, la Ruleta de Chutes, nos sueltan un miserable tiro que da un sólo golpe, con la única diferencia de que es de objetivo múltiple, habilidad que también tiene la Ruleta de Chutes. Tidus, ni fu ni fa. Aunque a priori parece que es un límite que sí merece la pena, realmente se queda a la par con Carga y Asalto. Ahora que ya sólo me queda subir la suerte (ya veremos si hasta 255 o hasta que me canse) y estoy combatiendo todo el rato contra el Cometierra, he hecho pruebas utilizando los dos límites contra él. Carga y Asalto da seis golpes de unos 50000 cada uno, es decir, quita unos 300000. Por su parte, As del Blitzball da nueve, los ocho primero quitan unos 25000 y el último, el remate, 99999. Es decir en conjunto quita también 300000 (25000 x 8 = 200000 + 99999 del golpe final). Evidentemente, con enemigos a los que quites 99999 todo el rato, dando seis golpes quitas 600000 y dando nueve 900000, pero aparte de que no deja de ser una ilusión causada por el tope de daño que permite el juego por golpe, a los enemigos poderosos, que es donde merecería la pena, no les quitas el máximo en cada golpe con el límite ni con 255 de ataque. Sólo se me ocurre un posible motivo para esta debacle, y es que todos los límites de varios golpes son de objetivo único. Volviendo a las referencias con la séptima entrega, si tú haces el límite final de Cloud o de Barret, ambos son ataques de objetivo múltiple, pero si no hay más de un enemigo, se lleva todos los golpes. Esto te permitía elegir adecuadamente el momento para usarlos, y de hecho, si los usabas contra varios enemigos, se decidía aleatoriamente cuantos golpes le caían a cada uno, como pasa aquí con Carga y Asalto, pero ninguno de los límites finales tiene esa opción. Los que son que son de objetivo múltiple sólo dan un golpe, y los que son de objetivo único están capados, por tanto, límites como el de Tidus o Lulu que podían haber sido maravillosos, pasan sin pena ni gloria.

En conclusión, lo de los límites ha sido un desastre. ¿Alguien si imagina darse la paliza para sacar el Omnilátigo para que luego quite lo mismo que Corte Cruzado? Joder, puedo entender que haya un personaje con un límite final cutre que sólo haga un hit de daño máximo, como le pasaba a Red XIII, pero leñe, es que aquí es al revés, la excepción es el que tiene el límite medio decente... Pero un momento, falta alguien. Auron. El personaje por el que se ha retrasado tanto la consecución de la entrada. Para acceder al límite final de Auron no hay más cojones que cargarse a Valefor oscuro, y ya que sólo puedes luchar contra él una vez, no quería usar a Yojimbo para coger la esfera de Jecth y así desbloquear el límite, quería vencerle de forma lícita. Este límite era mi última esperanza. Había visto un pedacito en un trailer, pero nunca lo había visto completo, así que desconocía sus características, pero el hecho de que en todas las guías de estrategias para matar a los eones oscuros se centraran aconsejarte la Ruleta de Chutes y As del Blitball me hacía pensar que sería otro límite medio currado, pero con un sólo golpe de 99999. Por suerte, estaba equivocado, porque el límite final de Auron da... ¡dos golpes! Sí, es triste, pero al menos es lo mínimo para que te merezca la pena usarlo. no como Kihmari que para lo que quita atacas normal. Eso sí, siendo prácticos, sigue siendo más inteligente traspasarle la barra de límite a Wakka para dar, ¿cuántos eran? ¿Diez golpes? La verdad, nunca los he contado jaja.

Bueno, pues con esto concluye mi investigación, y también la entrada. Estoy contento de haber sacado todo (menos los límites :p) pero no creo que repita la experiencia de hacer una partida completa nunca más.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

9 comentarios:

  1. Los combates que vienen después de cargarte a Jecht son más simbólicos que otra cosa, porque no te pueden matar ni los eones ni Yu Yevon. Por cierto, Yu Yevon no tiene tanta miga, Ataque Zombie + Lázaro y te cargas al terror de Spira en dos turnos (?) xDDDD

    Que vayas a la batalla final con eones ocultos, armas de los 7 astros y equipo pro no te va a dar más espectacularidad al combate. Al contrario, te lo va a poner tan fácil que te va a parecer una birria xD Ánima y las Hermanas Magus están muy OP, como tienen Expansión de daño cada ataque normal y corriente te puede quitar 20000, así que imagínate cargarte la forma de la espada de Jecht con un gruñido de Ánima, ñeee :'D Y las armas de los 7 astros igual, te dan Expansión de daño, te multiplican el Turbo y PH y la cuarta ranura depende del personaje, pero ya está, humillarías a Jecht aún más, pero no te pondría las cosas más interesantes ni nada. Los requisitos que te piden son una burrada .-. Yo sólo fui con las más fáciles de conseguir, las de Yuna y Rikku, aunque ya sólo con tener la de Yuna y enseñarle Magias++... agüita, lo que pega la tía, deja en muy mal lugar a Lulu :'D xDDD

    Y eso, lo de que te salgan los eones oscuros en cuanto te haces con el barco volador no mola, porque si tienes que volver a los templos para conseguir los cofres de las esferas de destrucción para Ánima... imposible (aún así sí podrías conseguir a las Hermanas Magus). Pero ya ni eso, para conseguir el último turbo de Auron igual, que a ver quién vuelve a Besaid a por la esfera de Jecht con el Valefor oscuro en la entrada... ^^U Me habría gustado que cuando te pasaras el juego te dieran la oportunidad de guardar una partida terminada, y que luego cuando entres a esa partida SI que tengas los jefes secretos, pero si ni siquiera has acabado con el Eón supremo que no te saquen de la nada bichos con millones de puntos de vida, porque le deprime a cualquiera :'DD

    A mi lo de la Zanarkand de hace 1000 años aún me hace brain explode -__- Lo has explicado bastante bien con lo del VHS xD Pero veamos, morir no creo que murieran, porque Sinh les tragó antes de que eso pasara. ¿Pero es que realmente Sinh puede viajar en el tiempo? Quicir, la Zanarkand en la que se ve jugando a Tidus al blitzbol no tiene pinta de estar en guerra, y en Spira te dicen que hubo una guerra entre Zanarkand y Bevelle hace mil años, y Tidus cuando llega no le suena Bevelle ni Yevon ni los invocadores ni nada, si hubo una guerra de invocadores hace 1000 años, que se supone que es de la época que viene, tendría que sonarle un poco siquiera. Creo que la Zanarkand real, la de Spira, no es de la que viene Tidus. La de Tidus es la que soñaron los invocadores que quedaron en Zanarkand después de la guerra, los oradores de ahora. Y por eso desaparece al final del juego, ya que si simplemente habría viajado en el tiempo 1000 años hacia delante... ¿por qué tendría que desaparecer? ¿Es que acaso si Doc y Marty viajan adelante en el tiempo y se les estropea el DeLorean desaparecen así de repente? Pos no, se quedan atrapados en la época que estén y a joderse (?) (yo.. ¿por qué he empezado a hablar de regreso al futuro? .__.").

    En resumen: Tidus no existe, es un extra de la Zanarkand que soñaron los oradores. Bueno, eso es lo que creo, la verdad es que es bastante complicado :S Pero el maximum brain explode me viene con la escena de después de los créditos y posteriormente con el X-2... ¿si es un sueño cómo vuelve a materializarse si ya no hay oradores que... estén soñando con él? Conclusión: conseguir un final en el que Tidus y Yuna se vuelvan a encontrar y tengan un final feliz en el que estén juntos para siempre y coman perdices ¬¬ Salseo puro, vamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mogunoe y en primer lugar gracias por gastar tu tiempo y dedicación en un comentario tan logrado como éste.

      Sobre lo de la espectacularidad, no se trata de usar todo lo más poderoso en la última batalla, sino de medir cuantas posibilidades te ofrece el juego al final del mismo. Tú puedes usar lo que quieras y jugar a tu gusto, pero esas posibilidades están ahí y son parte del final del juego, por eso hay que verlas, al igual que vemos todo lo que puede hacer el enemigo.

      No, no podía conseguir tampoco a las Hermanas Magus, ya fui con las dos coronas al templo y derroté a todos, pero dentro de ese todos tiene que estar Ánima y si no lo tienes no puedes derrotarlo y no se quita la barrera de energía.

      Yo creo que Tidus sí existió, aunque como murió su forma original ya es pura especulación mía. Si te fijas cuando los oradores liberan las almas de los soñados, Tidus es una más entre miles, no creo que sea especial. Todavía no he jugado al X-2 pero esa última escena pinta como tú dices, y me da que si no lo justifican no me hace falta pasarme el juego para saber la mierda de final que tiene jaja

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Muy buena entrada Ruben. Y la verdad es que me he sentido muy identificado con lo que ibas contando.

    Todo el final es genial hasta que llegas a Jecht/eon supremo y lo liquidas fácilmente. Y como bien dices que porras de ataque turbo es ese. Pero el despiporre es esa pelea contra los eones y Yu Yevon que piensas, "por fin un tío chungo, que han sido peor los monstruos del camino que los jefes" y...no. El que no puedas morir es una chorrada. Entiendo que sea super emotivo como bien dice "Mogunoe" que de hecho lo es, pero no es motivo para que el monstruo final sea tan chorra. Admito que iba sobre aviso y use el combo que dice "mogunoe", así que fue mas ridículo todavía.

    Tampoco conseguí ni los eones oscuros ni las armas finales, ya que en la primera vuelta me paso como a ti y no lo cogi todo, y me dio un perezon inmenso empezar de nuevo. De hecho es el uno Final Fantasy que me he pasado una vez, a excepción del XII que no me lo llegué a pasar. Eso si, el dia que saquen un simulador de Blitzball seré el primero en la cola para comprarlo, le dedique casi tantas horas como a la historia principal (vale exagero un poco pero te haces una idea XD) casi tantas como al "triple triad" de FFVIII.

    En lo referente al origen de Tidus, paso palabra, hace demasiado que lo jugué como para entrar en detalles. Así que en resumen, en mi caso "ese gran final" fue bastante amargo, un mal planteamiento en los últimos jefes enturbió un gran juego. Solo espero que me pase lo mismo con "Bravely Default"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luque, y gracias a ti también por leer este tocho entero xD

      Todos tenemos un poco de razón en lo de Yu Yevon. Es emotivo, sí, pero también es una tomadura de pelo de combate. Con que se curase 5000 en vez de 9999 habría podido matarlo sin problemas, pero supongo que pensaron que había gente que podía llegar sin apenas recursos y ese combate podría ser un callejón sin salida para ellos, al estar todos los ataques gordos capados por los eones oscuros. Quiero pensar que esa fue la razón. Yo desconocía ese combo que mencionáis, y si no lo sabes de antemano, entiendo que es difícil de imaginar que un jefe final no sea inmune a una afección de estado como ésa.

      Vaya, veo que pensamos igual. Menos MMOs y juegos para móviles y más FIFA Blitball Stadium para PS4 y PSVita!!! Con grandes equipos como el Real Zanarkand, el Atlético de Bevelle y el Borussia Djose xD Que no sólo tenga Liga y Copa del Rey, también Champions, Mundial, Eurocopa, etc... Fichajes, cesiones, traspasos, presupuestos, y sobre todo, como último detalle, que cuando no tienes el balón se pueda hacer algo más que quedarte miranado a ver cómo te meten goles :/

      A mí, como ves, también me encantó, pero es que como sólo hay cinco equipos cuando has derrotado veinte veces a los otros cuatro pues deja de tener gracia, pero seguiremos soñando por ese FIFA Blitzball Stadium ;)

      Eliminar
  3. Del combate de Yevon siempre he pensado que el autolázaro es por el tema de los eones. Imagina a un jugador que tiene dopadísimos a, por ejemplo, Bahamut, con magia doble Artema y expansión de daño y vitalidad 40.000 sin expansión de daño. ¿Cómo lo derrotas antes de que te viole? No puedes, está rotísimo el combate, así que autolázaro para que el jugador no muera miserablemente en una batalla que los creadores no pueden controlar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo... Como los eones los invoca la propia Yuna, deberían tener los mismos stats y habilidades que cuando los usas tú en combate. La verdad no me fijé en ese detalle, pero tiene bastante sentido lo que comentas.

      Eliminar
  4. Yo acabo de terminarlo por segunda vez... Con respecto a Tidus, creo que hay algún punto de la historia que no esta explicado. El argumento del juego plantea que Zanarkand es una invocación, una invocación realizada por los oradores, quienes a su vez son invocados por los invocadores (Yuna, etc). Es un ciclo, o como dicen en el juego todo el tiempo respecto de Spira.. es un espiral, de muerte, de vida, de todo. Los muertos viven, mientras que aquellos que realmente están vivos mueren constantemente acechados por aquellos que muerieron.
    Lo que digo que me parece no estar explicado es porque Sinh tiene la capacidad de materializarse en la Zanarkand de los invocadores, la Zanarkand del sueño de la que vienen Jetch y Tidus. Solo se puede teorizar... Lo más lógico que pensé es que como Yu Yevon era un invocador podía materlizar a si como el resto de los oradores esa Zanarkand del "pasado", y controlarla a su gusto, al igual que Yuna puede manejar a sus eones. Esto lo pensé a partir de la escena en Guadosalam en la que el mismo Seymour proyecta Zanarkand para mostrársela a Yuna. Creo que el espiral es la clave, un espiral en el que todo termina mezclándose, y es así como los muertos están entre los vivos y los sueños se materializan.

    Tidus no oyo nunca de Bevelle ni de ninguna guerra, porque los oradores no recrearon exactamente la Zanarkand del mundo real, sino solo que ellos pudieron reconstruir a partir de sus recuerdos, todo lo que existe en la Zanarkand de Tidus incluído él mismo, es posterior a la destrucción de Zanarkand, y es por lo tanto, un mundo aislado de todo lo demás.

    Me doy cuenta que llego 3 años tarde pero bueno.. cosas que pasan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tu llegas 3 años tarde, ¿yo cuantos llego desde que salió el juego en PS2? xD La entrada está para eso, para recoger mi experiencia, así que no te preocupes por la tardanza, sino todo lo contrario, gracias por un comentario que aporta y reflexiona sobre el universo del juego ;)

      Eliminar
  5. Creo que Tidus y Jecht son un sueño continuo de los oradores. Estos al mantenerse en el mundo durante siglos pudieron recrear sus recuerdos y darle un orden al tiempo. para que una ves aparezca sinh vuelva a iniciar todo.
    pero es posible que Jecht aya sido traido por Bahamut para que salve a Spira.
    Bahamut al ser un "niño" puede ver en el un salvador.
    Solo por ser el mejor jugador de blitz. pero al trascurrir su historia el termina muriendo igualmente.
    Luego auron al morir en manos de yunalesca en el mismo lugar donde redice su alma de orador. pudo haber entrado en este mundo de sueños de los oradores...
    Auron entro en ese bucle donde Tidus esta pequeño.
    El cuido a tidus ya que jecht le pidio el favor por que segun el siempre a sido un lloron. estuvo con el asta el momento donde recrean la aparicion de sinh.
    Aca pienso que bahamut debio haber hablado con auron para explicarle la forma de volver al mundo real con el hijo de Jecht (tidus).

    Bahamut le advierte a Tidus durante la historia de que el va a desaparecer junto con los demas oradores cuando eliminen a sinh.
    Esto se puede entender en el video que muestran cuando llegamos a Cueva del Gagazet.
    https://www.youtube.com/watch?v=hTHs3Nyl-vc
    (Puede que tidus sea una invocacion de Bahamut) ya que el mismo Bahamut dice: con nuestros sueños, invocamos los recuerdos de la ciudad. Los edificios , la gente...

    La parte final del juego... es normal que pongan cosas incoherentes y dejen a la perspectiva las cosas.
    pasa en las peliculas y los Videojuegos

    ResponderEliminar