jueves, mayo 01, 2014

Ese Gran Final... Sonic Heroes




Empezamos el mes terminando un gran juego de Sonic.


Tras completar los modos historia de cada grupo, como habitual en los Sonic de sexta generación, se nos abre una nueva historia conjunta. En esta ocasión se nos abre una aventura donde el enemigo común es Metal Sonic, cosa que no es ninguna sorpresa porque ya nos lo han ido adelantando en algunas secuencias durante el juego.


La historia es simple, Metal Sonic, como robot copia de otro ser que es, quiere demostrar que él vale por sí mismo y no está a la sombra de Sonic, así que monta un paripé como si fuese Eggman para atraer a Sonic, e indirectamente, a los demás equipos.

Una vez se muestra como artífice supremo de la trama, destruye un edificio con un rayo y se forma un exoesqueleto con los escombros, naciendo así Metal Madness.


Los equipos deciden cooperar entonces, enfrentándose a Metal Madness mientras Sonic prepara las esmeraldas para usar sus super poderes (textual).

Un moemento!!! Y es aquí donde viene la primera incógnita de la trama. Sabemos que Sonic (o más bien los erizos) son los únicos que se transforman siempre, ¡pero esto es un juego en equipo! Sonic va con Tails y Knuckles, pero desgraciadamente, ellos llevan sin transformarse desde Mega Drive, y lamentablemente, leí que los desarrolladores no consideran canónicas las Super Emeralds de Sonic 3 & Knuckles, por tanto tampoco a Super Tails, Super Knuckles ni Hyper Sonic. Entonces, ¿irá Sonic en solitario finalmente o renacerá la ilusión?

Toca esperar para averiguarlo, pues Metal Madness es nuestro primer enemigo. Debemos enfrentarnos a él con los otros tres grupos, escalando la dificultad. Primero con Amy, Cream y Big, luego con Espio, Charmy y Vector, y por último con Shadow, Rouge y Omega.

Metal Madness posee un punto débil claramente indicado que va cambiando de color entre rojo, azul y amarillo. Pues ya está, claramente es con la formación con la que tenemos que atacar. Azul para Speed, rojo para Power y amarillo para Fly. Pues no, es al revés. Cuando atacamos con la formación del mismo color vemos que es la única que no afecta a Metal Madness. Se puede atacar con cualquiera de las otras dos, de manera que te ponen una limitación, pero no te obligan a hacer algo, puedes escoger todavía. 


La formación que hace más daño es la de Power. Con Amy, Cream y Big el punto débil siempre estará en azul, permitiéndonos acabar con él rápidamente, pero con los otros dos equipos ya no será tan fácil. En cuanto ataques un par de veces con Power, enseguida cambiará a rojo y tendrás que arriesgar a utilizar Speed, que si te pilla un ataque suyo de por medio te puede hacer caer al vacío o Fly, que es más segura pero quita muy poco y tardarás mucho en volver a cambiar el punto débil de color para poder usar Power.

Aparte del buen uso de las formaciones, el resto de elementos que teníamos en pantallas normales también se encuentran aquí. La subida de nivel para causar más daño, y por supuesto, el límite, que en esta ocasión comparte barra entre los equipos. Si terminas el combate con un equipo sin llenar la barra, aparecerá ya medio cargada para el siguiente, facilitándote las cosas, y por supuesto, si usas el límite, el punto débi cambiará de color por lo que un combo de formación Power hasta que se ponga rojo más un límite te hará la mitad del trabajo.


Los ataques de Metal Madness también están bien escogidos. En un juego de Sonic, tener espacio para moverte es clave, pues si nos encontramos en una plataforma pequeña y de la que nos podemos caer, y encima nos ponen árboles de pinchos de por medio la cosa se complica. Además, también tira unos misiles que encierran a los personajes en una especie de gelatina. Puedes liberarlos, pero si te cazan a los tres se acabó.

Por todo esto, podemos decir que Metal Madness hace un perfecto uso de todas las características que nos ofrece Sonic Heroes y pone a prueba nuestras habilidades en esta primera Batalla Final. Creo que no se podría haber hecho mejor.

Pero esto es un Sonic, y queremos más. Una vez derrotado, aumenta su exoesqueleto con unas alas, convirtiéndose en Metal Overlord, al que tendrá que enfrentarse el equipo de Sonic, Tails y Knuckles.


Llegó la hora de descubrir la verdad. Las Chaos Emeralds giran alrededor de Sonic, que se transforma en Super Sonic y comienza a flotar en el aire, cuando de pronto un destello envuelve a Tails y a Knuckles (recordemos que tanto Super Tails como Super Knuckles no cambiaban de color, sólo brillaban) que se elevan también. ¿Ha ocurrido? ¿De verdad ha ocurrido?


No, no ha ocurrido. Lo que envuelve a Tails y a Knuckles finalmente sólo es una esfera de energía para que puedan volar, pero mantienen sus formas originales. Una verdadera pena no poner a este final en la cumbre, pues era la ocasión perfecta para recuperar estas dos transformaciones.

Dejando a un lado lo malo, vayamos con la positivo, y es que tenemos un nuevo enfrentamiento de Super Sonic, acompañado de otro increíble Final Boss Battle Theme de Crush40, llamado What I'm Made Of

video

Con una canción tan espectacular, no podía haber otra cosa que un combate espectacular. El nivel de este combate es increíblemente alto por ambas partes. Sonic hace sus clásicos ataques a toda velocidad, Knuckles da una lluvia de bolas de energía mientras da puñetazos en plan Vegeta y Tails... Bueno Tails brilla.


Metal Overlord no se queda atrás. Te lanza una lluvia de cristales de energía para frenarte, mantiene los misiles y la gelatina del combate anterior, y remata con su ataque final, ¡tirarte un barco!


Pero un momento... No hemos hablado de cómo hay que ganar el combate. Es cierto que este combate es una flipada tras otra, pero, ¿para qué? Pues para nada, es el gran fallo que tiene este final. El combate es puro humo. ¿Recordáis que en alguna otra entrada ya hemos hablado de que los combates de Super Sonic realmente son un paseo porque no hay que hacer prácticamente nada? Pues esto es el summun ya. Ni los ataques de Metal Overlord te hacen daño a ti, ni tus ataques le hacen daño a él, sois ambos invencibles. Entonces, ¿cómo se gana el combate? Pues así.


Cinco límites. Es lo único que hace falta para ganar. El resto es una sobrada tras otra para llenar la barra y pasártelo bien. No creo que hubiese sido tan complicado ponerle un indicador de vida como tienen el resto de jefes para darle algo de sentido a este desenfreno de batalla, pero esto es lo que hay.

La única forma de perder el combate es que con tanta flipada se te olvide coger los anillos que hay por el escenario, se te acaben y caigas (que me ha pasado xD).


Cuando ganemos, Metal regresará a su forma de Mega-CD y se lamentará por la derrota, a lo que Sonic le contestará animándole, diciéndole que cuando quiera la revancha que le llame.


Tras eso, nada fuera de lo normal. Cada personaje vuelve a su vida. Espío, Charmy y Vector persiguen a Eggman para que les pague, Amy a Sonic, Knuckles a Rouge, y por último Shadow y Omega recogen a Metal Sonic. Ojalá algún día veamos una secuela de este magnífico juego y tenga un final como se merece.


En conclusión, un final que prometía mucho y podría haber sido prácticamente perfecto, pero al que le ha hundido su propia ambición. Una autentica pena.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

9 comentarios:

  1. ¿qué leches?¿más super formas? xDD
    No llegué a enfrentarme con metal sonic cuando me pasé el juego allá por el 2007, pero creo que me quedo con lo que ya jugué XD el castillo de robotnik fue la leche y el gran cañon con railes... uuuf que risa, colega. Un saludo muy grande, muy buen blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena que ni viendo esta entrada te entren ganas de jugar lo poco que te queda. Eso sí, coincido contigo, la última pantalla es espectacular, y tiene ese finalazo que mencionas sobre los raíles con los rayos láser ultrapoderosos xD Además con el grupo de Shadow dura una media hora, es el Sonic con las pantallas más largas de todos, y para mí, el último gran Sonic antes del declive que sufre ahora la saga :/

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, se me olvidó comentarlo, aunque no es lo más impresionante del combate.

      Eliminar
  3. Metal Overlord tiene un ataque mas, el famoso Chaos Control, basicamente detiene el tiempo unos segundos haciendote perder... bueno tiempo.

    Los personajes al recibir el ataque empiezan a ponerse en plan "WTF eso fue chaos control?"

    Solo me lo hizo una vez, ni idea como gatillarlo.

    ResponderEliminar
  4. Borre el otro comentario para hacerlo un poco mas entendible xD, no esperaba que contestes tan rapido xD

    ResponderEliminar
  5. SonirbyLovS

    Ese juego es genial, adoro los clasicos aunque tambien no se quedan atras los modernos, sonic ante todo es genial no importa cuanto le veas es genial y aunque este juego te hace entrar en modo de desesperacion aveces, es divertido e interesante, mi personaje favorito de sonic es justamente Metal Sonic, tengo la esperanza de que sega algun dia aga un proyecto mas genial que este juego y que llege a una conclusion, aunque una pregunta que nunca me deja empaz es....¿Porque si shadow era de los bueno despues se preocupo por metal sonic y lo recogio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si recuerdas bien, al final de la historia de Shadow te cuentan que es un robot, por eso se va con Metal Sonic, porque ambos son robots. Recuerda que el Shadow original muere al final de Adventure 2.

      Eliminar
    2. SonirbyLovS

      Oh.... es sierto! habia olvidado esa parte! entonces es por eso...bueno ami siempre me han parecido que hacen buen equipo, gracias por responder!
      El tragico final de Adventure 2 nos dejo tan tristes, pobre shadow, aunque su historia me confunde, es el real, luego es otro, luego muere, sus recuerdos no son suyos, hay miles de shadow o___o ....Dios jaha aun asi no dejar de ser genial

      Eliminar