jueves, junio 19, 2014

Ese Gran Final... El Profesor Layton vs Phoenix Wright Ace Attorney


Ahora que me he pasado este juego, ya puedo morir en paz.

Nos encontramos en el último juicio contra Aria, acusada de asesinar al Narrador con el hechizo Dracran. Logramos no sólo causar dudas sobre la culpabilidad de Aria, sino que además logramos imputar a la Suma Inquisidora Diana y obligarla a prestar declaración (algo típico en los Ace Attorney, al final el fiscal es el malo xD). Pero claro, sin fiscal (en este caso inquisidor) no puede haber juicio porque no hay nadie del lado de la acusación. Todo parece acabar en punto muerto, cuando aparece Layton para ocupar el lugar de la acusación, ante la atónita sorpresa de Phoenix y Maya.


Layton afirma que está aquí para descubrir la verdad, y que si para ello tienen que estar en bandos opuestos, que así sea. Afirma rotundamente que Aria es Arcana, la Bruja Suprema, e inmediatamente comienza el interrogatorio de Diana.


Durante este interrogatorio descubrimos que Diana es la líder las sombras, las habitantes del Bosque Embrujado, se revela al juez que jamás murió una persona condenada por brujería ni las víctimas de sus hechizos, pues todos eran llevados al bosque y se convertían en Sombras tras borrarles la memoria. Como prueba de ello, Maya se quita es casco demostrando que sigue viva.

Con esto aclarado, vamos con lo importante, el cómo y el por qué. Diana explica que como líder de las sombras adopta el título de Bruja Suprema (pero no lo va a ser al final ni de coña, sería demasiado sencillo descubrirlo así). De hecho hay un detalle del interrogatorio que llama mucho la atención.


Inmediatamente después, Diana se reafirma que ella no es la Bruja Surprema, sino que simplemente la llaman así en el bosque, y recalca que no sabe hacer magia. Entre las dos nos explican que las sombras son tanto las brujas como sus víctimas, que las llevan al bosque, las borran la memoria y las encomiendan misiones. Ahora bien, ¿con qué propósito? La única pista que tenemos es por algo que existe pero no debería existir, y la respuesta es...


El argumento del juego termina por desmoronarse del todo. La magia no existe, es el gran secreto de Labyrinthia. Todos los hechizos que hemos visto durante el juego no son más que trucos baratos... En fin, es lo que tiene el juego, el que sale primero en el título no es Phoenix, es Layton, y por eso el argumento general va más con su juego que con el del abogado. Puede irse muy para abajo este final si no lo justifican bien porque recordad que durante el juego hemos visto bolas de fuego, desapariciones, convertir a gente en oro, dragones de fuego, portales, etc...

Comienza la explicación. Supuestamente, las brujas, antes de ser sombras, tienen voluntad propia, no están en el ajo, para entendernos, por tanto pueden hacer cualquier hechizo en cualquier momento. Una manera de limitar eso un poco es crear la regla de que la bruja requiere de la Tarea Mirabilis, un máximo de dos gemas a la vez, y entonar el conjuro. De esa manera, las sombras, supuestamente al acecho de las brujas 24 horas al día 7 días a la semana, y cubiertas con la capa de invisibilidad (eso no es magia, ¿no? Ciéntifico 100% ahora voy al kiosko de la esquina a por un par que me ha salido un agujero en las que tengo) pueden escenificar uno de esos dos hechizos que puede hacer en cada momento al ser alertadas por el conjuro.

Con este argumento nos explican que el primer asesinato por el conjuro Inferno fue una máquina que echaba fuego de las sombras, esa es pasable, pero luego vamos con la vez que transformaron a Layton en oro. La explicación es que le intercambiaron con la estatua... ¿De manera instantánea y con Maya delante? Esto se tambalea...


En vez de aclararnos las cosas, seguimos haciendo más grande la bola del nieve del misterio. A pesar de que Diana era la líder de las sombras, recientemente renunció al puesto, por lo que hay un nuevo líder, una nueva Bruja Suprema. El juez te pide que lo identifiques, y se te abre la pantalla de testigos, entre los que se encuentra, ¡el gato!

Sí, suena estúpido, pero pensémoslo fríamente. Cada vez que se le va la cabeza a Aria el gato suele estar delante, además, lo normal es que no haya ningún personaje en el juego puesto al azar, que todos tengan un sentido y un rol en la historia, por lo que no sería tan descabellado que la Bruja Surprema fuese el gato, previamente transformado, por supuesto, y que manipulase a Aria teniéndola tan cerca.

Pues no, no era el gato... Me había pasado de listo. Era la segunda opción, el propio Narrador. Básicamente su intención eran mandar a Malva ejecutarle con Dracran para librar a Aria de toda culpa, pero Diana intervino y puso a Aria sobre la torre para inculparla, ¿por qué? Pues otra ronda de especulación, ¿recordáis la foto que encuentra Layton en los aposentos del Narrador en la que se ve a Aria y a Diana de pequeñas? Fijo que es su hermana repudiada y por eso odia a su padre y a su hermana hasta tal punto. No puede perdonarle que proteja a Aria porque ella es la verdadera Bruja Suprema, Arcana.

Volvemos para atrás. Evidentemente, si la magia no existe, Arcana, la Bruja Suprema tampoco puede existir, ni ser Aria ni Malva ni Diana ni nadie. Pero hay un problema, el Gran Incendio. Se supone que fue causado por Arcana, y durante el juego hemos visto edificios afectados por aquel desastre, luego ocurrir ocurrió. Entonces, ¿qué pasa aquí? Están consiguiendo que no tenga ni idea de lo que va a ocurrir, y al fin y al cabo, eso siempre es bueno.

La cosa no acaba ahí. A pesar de que el Gran Incendio es un hecho verídico, ningún ciudadano de la ciudad lo recuerda, sólo una persona, Aria, por lo que Layton vuelve a su papel de fiscal reafirma su acusación.


Paa rematar, Layton llama a un último testigo, el Narrador, al que todos creían muerto, para que cuente la verdad ante todo el mundo.


Aquí se desvelan las verdaderas intenciones de Layton. Tomó el papel de fiscal para obligar al Narrador a aparecer y defender a su hija, contándole la verdad a todo el mundo, y ahora vamos a escuchar esa verdad.

El testimonio del Narrador no tiene desperdicio... Es el presidente de una empresa llamada Alucilab, la ciudad es artificial y está asentada sobre un terreno del que nace una sustancia capaz de manipular la mente de las personas. Esto también implica que la ciudad no está dentro de ningún libro, es decir que todo lo que nos han contado durante el juego era una tomadura de pelo... Seguimos cuesta abajo y sin frenos... A ver la justificación...

Al parecer, la sustancia que crece en esas tierras hace que la gente se desmaye cuando escucha el sonido de plata al ser golpeado. Todas las sombras llevan una campanita de plata, y con esto te explican cómo se han llevado a cabo los trucos de magia más inverosímiles como lo de la estatua de oro. Tintineo con la campana, todos a dormir, y al despertar voilá!

0_0 Esto es una mezcla del final del Layton 2 y el Layton 3, y además peca del mismo error. En el Layton 3 (atención SPOILER sáltate el párrafo si no te lo has pasado) para justificar que no existen los viajes en el tiempo nos cuentan que un niño millonario ha construido una ciudad subterránea simulando el futuro, en un área por supuesto completamente cubierta en la que no llega la luz del sol, y para simular que era de día pintó el techo de blanco... ¬¬ En resumen, resulta más lógico decir que existe la magia porque esto es un juego, como existen las posesiones de espíritus dentro de la serie Ace Attorney, que ir de guay y por querer enmarcar todo el juego en un contexto real y científico, te quede algo todavía más estúpido y surrealista, como aceptar las túnicas de invisibilidad para esconder la ciudad del exterior y que nadie la descubra, o hablar de sustancias que manipulan la memoria de la gente, además de forma selectiva, como el cacharro que flashea en Men in Black, mas teniendo en cuenta que nadie se percata de que ha pasado el tiempo mientras estaban dormidos y les manipulaban la memoria, ¿nadie tiene un reloj en toda la ciudad tampoco?

En fin, sigamos. Tal vez pase algo que salve el final del juego como en el propio Layton 3. El Narrador explica que el trastorno lo provoca el agua de la zona, es la que lleva la sustancia, por eso tanto Layton como Wright lo sufren también. Además añade que si dejas de beber de ese agua, los efectos se pasan en unos días, razón por la que tampoco afecta a las sombras.

También, cuando las plantas se alimentan de ese agua desarrollan un veneno que manipula la mente. El Narrador usaba ese veneno como tinta para sus discursos y así manipulaba a toda la ciudad de una vez.


Llega la pregunta clave, si la ciudad es artificial, ¿de dónde han salido los ciudadanos? La respuesta del Narrador es cuanto menos curiosa. Al parecer eran personas que habían fracasado en la vida y querían empezar de nuevo, olvidándolo todo, incluso a sí mismos. Comenzar de cero con una nueva identidad, es decir, todos son voluntarios. Vale que hay gente que le van mal las cosas, pero tanto para llegar a ese punto... ¿y los niños?

Continúa la explicación. Originalmente Labyrinthia era un pueblo normal, donde vivían el Narrador y el Alquimista, Newton Belduke, de niños, y querían poner a su pueblo en el mapa. Descubrieron las ruinas antiguas, en las que las civilizaciones que antaño poblaban aquel lugar sufrieron los efectos del agua y las plantas y creyeron que estaban maldecidas por Arcana, la Bruja Suprema. Intentaron utilizar las propiedades del agua para hacer famoso al pueblo pero antes de que pudieran murió todo el mundo (no nos dicen por qué todavía, pero creo que sé el motivo) y por eso construyeron Labyrinthia en el mismo asentamiento. La ciudad se fundó hace diez años, por tanto ningún ciudadano tiene recuerdos anteriores a esa fecha. Ninguno menos una persona, Aria, que recuerda el Gran Incendio y es llamada a declarar al estrado.


Evidentemente, Aria no firmó ningún contrato al ser la hija del jefe. Ella insiste en que es Arcana, la Bruja Suprema, y que provocó el Gran Incendio invocando al dragón. Está claro que ese Gran Incendio es donde todo el pueblo original fue destruido y murió todo el mundo, pero vamos a ver qué pasó.

Una vez al año, los ciudadanos celebraban el festival del fuego, para pedir a Arcana que no les trajera desgracias. Ella estaba en la cima de la torre con su gata (venga, que al final sí que Arcana es el gato xD). Como Aria insiste en su versión, deciden subir al campanario para recrear la situación, y descubren una vidriera con forma de dragón en uno de los balcones. Ese es el dragón de fuego que vio cuando era pequeña.


Resuelto este misterio, vamos con uno nuevo. Si Aria estaba en la cima del campanario, debía tener los dos colgantes que activan el mecanismo, pero ella sólo tiene uno, ¿entonces? Aria insiste que subió con la gata, pero la única persona que tiene el segundo colgante es Diana, como ya sabemos. Aria estuvo con Diana aquella noche, y esta es la prueba que utilizan para demostrarlo, la famosa foto.


Es una risa cuando presentan la foto y el juez, que sigue con su mentalidad medieval, dice que es el mejor dibujo que ha visto jamás, pero centrémonos en la historia. Los recuerdos de Aria también están manipulados, por eso creía que estuvo con la gata. Además, Diana se llama en realidad Selene Belduke, es la hija del alquimista y eran amigas de la infancia (ni la gata es Arcana ni son hermanas ni nada, hoy no doy una...)

Por fin se aclaran los hechos. El Narrador y Newton Belduke encontraron la campana en las ruinas, desconociendo sus efectos por ser de plata. La noche del festival de fuego, Aria tocó la campana, dejando inconsciente a todo el pueblo. Las hogueras, sin nadie que las controlase, se fueron propagando hasta incendiar el pueblo entero. Al descubrir que fue ella la que ocasionó el desastre, pierde la razón y se vuelve a quedar ida.


El Narrador y el Alquimista querían estrenar la campana al amanecer, después del festival, pero los niños son niños y ellas querían tocarla ya. Para prevenirlo, el Narrador le dice a Aria que si toca la campana Arcana la poseerá. Los colgantes eran originariamente de las madres de las niñas, pero esa noche los cogieron sin permiso y salieron hacia el campanario.

La pobre niña, como es lógico, quedó traumatizada, así que a su padre no se le ocurrió otra cosa que tapar su primera mentira sobre que Arcana la poseería si tocaba la campana con otra mentira más gorda. La escribió un cuento mientras le aseguraba que la magia y las brujas existen, y que están escondidas entre la gente, haciendo cosas malas. De ahí salió la idea para que en el pueblo se hiciera la falsa caza de brujas.


El Narrador intentó volver a Arcana real sólo para que hija se convenciese de que no era ella, para expiar su culpa. Este es el motivo por el que nació Labyrinthia. Diana y Belduke apoyaron al Narrador en su proyecto, pero como bien sabemos, Diana intentó inculpar a Aria y sabotear la historia. ¿La razón? El suicidio de su padre hace tres meses.

El padre de Diana terminó sintiéndose culpable por todo aquello. El campanario estaba cubierto con un túnica de invisibilidad, pero un día cayó un rayo, quemando la túnica y dejando el campanario al descubierto. Aquella visión fue demasiado para él y decidió quitarse la vida.


Diana sostiene que Aria es la única responsable, pero Layton (otra cosa importante que pasa a lo largo, no sólo del final, sino de todo el juego, siempre es Layton el que da el golpe en la mesa para revertir la situación) duda de los hechos y pide a Diana que testifique sobre el día del incidente. Es más, la música de interrogatorio final no es Examination Allegro 2012 como debería, o incluso Mob Examination Allegro, no, es el Layton Theme, creo que las cosas hablan por sí solas.

video

Durante el interrogatorio, Aria vuelve en sí, aunque sigue muy afectada tras descubrir la verdad, y huye despavorida del tribunal. Sube hasta el campanario. Allí se descubre el último secreto. El lugar donde despertó Aria y vio la vidriera del dragón está al otro lado de donde está el mecanismo para hacer sonar la campana. Teniendo en cuenta que la inconsciencia es inmediata, ella no pudo hacer sonar la campana. Esto nos deja una única posibilidad, que quien hizo sonar la campana fue...


Jajaja, toda la vida culpando a una persona de hacer algo que no hizo que encima habías hecho tú (aunque no lo supieras). La verdad es que esto repunta un poco el final.

Sale un vídeo. Aria está en el mecanismo, a punto de hacer sonar la campana, pero recuerda la historia que le contó su padre y en el último momento se acobarda y no lo hace. Entonces, Diana, que sentía que era inútil haber subido hasta el campanario para nada, la toca ella. Como ya hemos comentado, Diana no oculta esta información a propósito, sino que el shock postraumático lo eliminó de su memoria. Terriblemente afectada, ahora es ella la que huye, cubriéndose primero por la capa de invisibilidad.

Mientras tanto, Aria, que todavía no se ve libre de culpa, se lanza desde el campanario. Sin embargo, Diana aparece para salvarla, aunque terminan cayendo las dos. A mitad de la caída, algo las detiene mágicamente. Para explicar el milagro, nos toca resolver el puzzle final.


Ahora me toca tragarme mis palabras de antes, porque al igual que en el interrogatorio final había música de Layton, en este puzzle final hay un theme de Phoenix Wright, no un clásico como en el caso anterior, que es el main theme del primer juego del profesor, pero sí el mejor theme hecho para los juicios de este juego.

video

Resuelto el puzzle, toca la flipada final, con los protagonistas entonando el hechizo Finilusio.


Con esto se desvelan todas las máquinas ocultas en la ciudad con túnicas de invisibilidad, y una de ellas, controlada por Luke, que llevaba desaparecido todo el final del juego, es la que sujeta a Aria y Diana, salvando sus vidas.


Poco más, el juez declara a Aria no culpable (nunca entendí por qué no ponen directamente inocente), todos los personajes hacen las paces, y vuelven a humillar a Phoenix. Diana dice que trajo a Layton a propósito, pero que lo de Phoenix fue casualidad. También revelan que los ciudadanos ya no están bajo el efecto de la hipnosis y que pueden decidir su destino (seguramente por haber terminado los juicios por brujería como decía la historia). Algunos, por supuesto, se quieren quedar y forman una nueva ciudad, una ciudad real. Y una última explicación absurda para rematar. Para justificar la existencia de la invisibilidad, dicen que los habitantes de Labyrinthia no podían ver el color negro puro, y por puro se entiende sólo el del material del que están hechas las grúas y la capa, todo lo demás no...


Vemos lo que pasa con los personajes, así como la vuelta de Layton, Phoenix y los demás a la civilización, mientras se escucha la campana la plata, ahora ya sin efectos secundarios sobre nadie. Fin.


Bueno, tenemos un final con muchos altibajos. Lo primero, como ya hemos comentado, es el exceso de surrealismo, querer explicar científicamente las cosas y que luego quede más irreal que lo que intentas explicar.

Otro detalle que hay que comentar es el desequilibrio entre los dos protagonistas. De hecho, la cosa llega a tal punto que si el juego se llamara El Profesor Layton sacando a su perro Phoenix Wright no habría ninguna diferencia. Durante todo el juego, y notablemente más al final, Layton siempre está un paso por delante de Phoenix, siempre sabe todo de antemano, siempre tiene razón, aparece para salvarle en más de un juicio, etc... mientras que el pobre Wright apenas puede seguirle el ritmo descubriendo las cosas en el último momento después de que se las pongan en bandeja, algo que hace que llamar crossover a esto sea hasta un poco insultante.

¿Y cuál es el motivo de esta clara descompensación? Básicamente que existen dos tipos de protagonistas japoneses, primero está el protagonista perfecto, que ya es el más fuerte, el más listo, el más guapo y el más todo desde el principio y nada ni nadie le hace sombra (Echizen Ryoma, Sonic, Kenshin o el propio Layton por citar algunos ejemplos) y luego está el protagonista que al principio es un fracasado, un pringao, pero que a lo largo de la historia se convierte en el más fuerte, aunque siempre mantienen una personalidad un poco cortita, no pillan las cosas a la primera o directamente la mayoría de las veces no se enteran de nada (Naruto, Tsuna, Ash Ketchum, o Phoenix Wright). Luego hay un tercer grupo con personajes que son los más fuertes toda la historia y también los más tontos, donde estaría gente como Luffy o Goku, pero eso no nos interesa ahora. El caso es que Layton y Phoenix pertenecen a tipos diferentes, y para igualarlos habría que volver o a Layton más tonto o a Wright perfecto, cosa que se habría notado al modificar su personalidad. A decir verdad, ni siquiera a mí se me ocurre una manera de solucionar este problema, pero el caso es que ha derivado en que una de las dos sagas de videojuegos domine completamente y la otra esté de acompañamiento, desde el principio hasta el final del juego.

Para terminar, hay que decirlo todo. A pesar del exceso de surrealismo, de la descompensación de los protagonistas, y de tomarnos el pelo durante todo el juego desde la primera escena, lo cierto es que todo lo que hay detrás para justificar el comportamiento de los personajes tiene su fundamento, emocional sobre todo, y que es un título que consigue mantenernos sumidos en el misterio y la sorpresa hasta el último momento, y al final eso es lo que importa. Se nota que es un juego construido a raíz del final  y no un final construido a raíz del juego como suele ser habitual.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

1 comentario: