sábado, junio 11, 2016

Ese Gran Final... Senran Kagura Estival Versus





Después de Jasmine caiga ante Gessen, y de que Yumi destruya su última plataforma, ya sólo queda Hebijo con plataformas en pie. Ryona y Ryobi salen al encuentro de Ryoki, a sabiendas de que el Shinovi Bon Odori está a punto de terminar, y al igual que ha pasado con Kurokage o con la madre de Miyabi, su hermana también terminará desapareciendo. Ryobi se sincera, contando que le da igual ser Kagura o el yoma, sólo quiere derrotar a su hermana.


Si lo piensas, es normal. Que tu hermana muerta siga siendo más fuerte que tú debe ser algo bastante humillante. También se disculpa por aquellas fatídicas palabras que le dijo ante de que muriera, y acto seguido la reta a un combate de igual a igual, de mujer a mujer. Ryoki acepta y comienza el stage.


Controlamos a Ryoki, así que ya sabemos cual será el resultado del desafío propuesto por Ryobi. Durante el desarrollo de la pantalla, innumerables enemigos nos salen al paso, como en cualquier otra. Además, también nos encontraremos con las últimas plataformas de Hebijo, las cuales debemos destruir.


Con esto, los cinco grupos se quedan a cero. Habiendo 80 plataformas en total, saldrían a 16 por grupo, aunque sinceramente no las he sumado para ver si han hecho bien las cuentas los desarrolladores, lo doy por hecho. Sería bastante cutre equivocarse y darle más plataformas a un equipo y menos a otro. Habiendo quedado todas descalificadas del Shinovi Bon Odori, imagino que luego derrotarán al yoma entre todas o algo así.

Pero bueno, eso después. Ahora, tras dejar atrás a los enemigos menores, Ryobi y Ryona saltan a nuestro encuentro. Siendo dos contra una, en función del nivel y la dificultad, pueden dar varios quebraderos de cabeza. Ryobi y Ryona no son grandes personajes, en el sentido de que no tienen ningún ataque que barra toda la zona como Imu, Renka o Murasaki, que le das al botón y todos los de alrededor mueren directamente, pero sí que es cierto que combinadas pueden dar la talla. Al ser una de corta distancia y otra de larga, Ryona puede molestarte mientras Ryobi te dispara desde la retaguardia. De todas formas, aunque Ryobi lleva un rifle, su alcance no es tan alarmante como por ejemplo el de Mirai, que le das al botón sin parar y no dejan de salir proyectiles teledirigidos por todas partes.

Por su parte, Ryoki tampoco es la hostia, las cosas como son. Su primer ataque especial lanza unos cuantos misiles que ni son muy numerosos ni muy efectivos, su segundo ataque especial es de área, pero cubre estrictamente el círculo que pega con ella, un pasito más alejado y ya no da, entonces aquí tampoco sirve de mucho. Por último, su ataque final es un cambio de forma en la que se le iluminan los ojos y usa su ataúd como arma. Quita más y todo eso, pero no llega a merecer la pena gastar cinco pergaminos por algo así.


Derrotadas las dos, Ryoki proclama su victoria y comenta que todavía queda una plataforma por destruir. Sin embargo, el tema de conversación cambia rápidamente. Ryobi acusa a Ryoki de no emplearse a fondo, y ella lo reconoce. En compensación, les ofrece una revancha. Se toca el halo, y entra en el modo histérica asesina que ya nos ha mostrado otras veces, con el halo en rojo.


Esto tiene mala pinta... Sólo queda un hueco en el modo historia y hay muchas cosas que cerrar. Principalmente el yoma, pero hay más. Ojalá el juego me sorprenda y esto no sea todo, pero empiezo a temerme lo peor...

Ryobi y Ryona se preparan para el combate y empiezan a reír. Dan las gracias a Ryoki por darlo todo, y aseguran que de esta forma no tendrán arrepentimientos.


Ryoki también se sincera. No sólo no guarda rencor a Ryobi por desearle la muerte, es más, se lo agradece, porque hasta entonces iba detrás de ella como una marioneta, y en ese momento se rebeló y pudo tomar su propio camino.


Nada más empezar el combate, aparece un cartel que pone claramente Final Battle. Mala pinta... Además, también suena un battle theme propio, que no está mal, pero que sigue apuntando hacia el desastre que se avecina.

video

No me esperaba que esto fuese a desarrollarse así, por eso ya hemos hablado antes de los personajes, pero bueno, hay leves diferencias. Ryoki va todo el combate en su forma final, con el ataúd, y mete bastante. Está muy subida de nivel, lógicamente para darle dificultad al combate final, y acercarte mucho a ella puede significar graves daños con el ataúd.


Por suerte, manejamos a Ryobi, que puede mantener las distancias. Sus ataques especiales tampoco son gran cosa, pero al menos uno es de área, con un rango razonable, otro hacia delante a distancia, y un ataque final que lanza misiles teledirigidos que no aciertan muy a menudo, pero si te enganchan, hacen mucho daño.


Apoyarse en Ryona no es mala idea. Básicamente es repetir lo que te hacían ellas a ti en el combate anterior. Tras esto, pues sólo queda disfrutar del combate final, porque lamentablemente parece que esto acaba aquí...

Ryobi y Ryona derrotan a su difunta hermana, curiosamente cuando se estaba empleando a fondo, y después de perder cuando se estaba dejando... El resto de personajes aparecen. Sayuri anuncia que Hebijo ha sido la única en conseguir tener una plataforma en pie al final del torneo y las proclama ganadoras.


Miyabi no tarda en negarse, argumentando que el resto del grupo no ha participado en esta última batalla. Sayuri hace caso de su posición y se dispone a nombrar Kagura a Ryobi, que también se niega, justificando que su derrota en el combate anterior se compensa con esta victoria.


Tras decir unas palabras cada una, Sayuri decide dejar para otro momento el tema de Kagura y del yoma. Finalmente, tenemos una presentación anime en la que Ryona y Ryobi se despiden de su hermana, que regresa al mundo de los muertos. Créditos y fin.


Y ya, se acabó. Que decepción... Con la cantidad de elementos que había para hacer un final en condiciones, y los han tirado todos, absolutamente todos, a la basura. En primer lugar, el más importante, el yoma. ¿Para qué lo ponen de eje central del argumento si luego no lo enfrentas? Entiendo que en el primer juego no vayas directamente, pongas enfrentamientos entre las escuelas, etc... pero ya tocaba, igual que sí ha pasado en los títulos de 3DS, dar un paso adelante. Lo peor de todo ha sido la ridícula manera en la que lo han hecho... Entiendo que el yoma no va a despertar en cinco minutos, pero tampoco creo que se lo puedan tomar con tanta calma...

Luego, la niña misteriosa que comentan Renka, Hanabi y Kafuru. Por lo que nos cuentan en su relato, esa niña debe ser el personaje DLC Kagura, y aunque era de las cosas más interesantes, lo han dejado completamente de lado, a pesar de que dicen expresamente que hay un lugar en el que todavía no han buscado y debe estar allí.

Y luego, ESTO. Otra cosa que no entiendo. Me metes transformaciones nuevas en varios personajes y luego no las justificas en la historia. ¿Qué sentido tiene esto? Y más cuando son transformaciones que no estaban en el juego anterior. Es que no tiene ningún sentido... Hasta ahora todo había tenido explicación. Los poderes de Murasaki, los ojos de Hibari, la máscara de Murakumo, y de repente, nada... Y lo peor es que no es la única transformación nueva, sólo la que más mola, pero hay más, y no se explica NINGUNA.

Aunque ha sido un desastre en general, no neguemos algo positivo, por poco que sea. El tema de que la batalla final no la protagonice una de las líderes de las escuelas, sino Ryona y Ryobi, es un detalle que se ve muy pocas veces en los juegos, y que por lo menos intenta transmitir que todos los personajes son importantes, pero hubiera preferido que lo protagonizaran contra un yoma y no de esta forma u_u

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre


No hay comentarios:

Publicar un comentario