lunes, mayo 01, 2017

Ese Gran Final... Lost Dimension




¡Por fin! Después de tres partidas por fin estamos delante del Jefe Final en la ruta del True Ending. Como se puede tener tan mal suerte como para que te salga como traidor el mismo personaje primero en la primera planta, y luego dos veces seguidas en la segunda planta... Cuando me salió por tercera vez ya me rendí y la dejé con vida a pesar de que sabía que era la traidora, matando en su lugar a un personaje que me caía mal, porque un cuarto gameplay ya era demasiado, y había aprendido que echar esa cuarta partida no me aseguraba que llegase con ella a la cuarta planta, así que pasé, y si se une al malo final pues que se una y les reviento a los dos. De seis contra uno a cinco contra dos tampoco puede haber tanta diferencia.

También ha pasado otra cosa. En la cuarta planta hay dos traidores, pero sólo he sido capaz de identificar a uno, se me han acabado los puntos sin saber quien era el otro, es la primera que me pasa pero bueno, puede pasar y ha pasado, así que en lugar de arriesgarme y matar a otro personaje inocente (ya sólo quedaban dos que podían ser) he preferido matarla a ella que la tenía identificada de la segunda planta junto al otro de la cuarta que tenía identificado para ir sobre seguro, así que supuestamente ahora un personaje se tendría que unir al malo, pero no sé quien será.

Bueno, vamos allá. Nada más aceptar la misión ya se nota que cambia totalmente con el ending normal. En lugar de ir al enfrentamiento directamente, salta una presentación en la que los personajes llegan a una sala llena de monitores, donde observan un vídeo.

En el vídeo, unos investigadores discuten entre ellos ante un experimento frustrado. A pesar de usar la materia en los niños para crear un nuevo mundo, nada ha cambiado y ahora Sho tiene una visión en la que el segundo mundo es también asediado por el meteorito, luego en lugar de salvar uno, se han condenado los dos.

Las 12 materias están divididas en dos grupos. Unas que pueden cambiar la línea temporal y otras que la mantienen. Al usarlas al mismo tiempo se anulan y por eso no ha habido cambios. Los investigadores proponer transferir al nuevo mundo sólo las materias que permiten el cambio, y dejar aquí las que mantienen, pero no saben de que tipo es cada una, así que se lo preguntan a Sho, que tiene las visiones del futuro.


Sho elige a The End y a los cinco personajes que hemos seleccionado como traidores a lo largo de la aventura. Anda, lo de The End me lo esperaba, pero que fuera él solo en plan que en realidad sólo había una materia que impedía el cambio pero era más fuerte y por eso las otras eran más para compensar, no que los traidores completaran el pack. Muy bien. Tiene todo el sentido. Y ahora que sabemos el motivo del odio irracional que The End siente por Sho, ¡comienza el combate!


Sorprendentemente, ¡no se une ninguno al malo! ¡Tengo a los seis disponibles para reventarle! No entiendo nada, pero bueno, ya investigaré este detalle luego, ahora vamos a por The End.

Nos encontramos delante de un juego que tiene dos caras. Hay personajes con habilidades muy interesantes y originales, y luego hay otro puñado de ataques que se ve claramente que son exactamente lo mismo cambiando el nombre, como la cantidad de habilidades en las que una fuerza gravitatoria aplasta a tu enemigo. Lo mejor del juego es la posibilidad de pasar tu turno a otro personaje que ya haya actuado, en caso de que, por ejemplo, el personaje que debía actuar no tenga alcance suficiente para atacar a un enemigo. Al pasar el turno, también transferimos las habilidades innatas del personaje que pierde el turno al que lo gana, activando una especie de habilidades especiales que combinan las habilidades del que da y el que recibe. Esto permite cosas tan variopintas como que el personaje de fuego vuele envuelta en llamas arrasando todo lo que encuentre a su paso, o que el niño de los ataques psíquicos agarre una espada y se fabrique su propia versión (reducida, eso sí) de la Guillotina Cósmica de Squall.


Esta es la manera de activarlos si ambos están vivos, pero también se puede cuando te has visto obligado a prescindir de un personaje tras identificarlo como traidor. En el momento en el que un personaje muere, puedes equipar su materia a otro personaje, lo que te permite que estas habilidades combinadas se queden activas de forma permanente y usarlas cuando quieras, sin tener que depender si otro personaje te pasa el turno. Este segundo método también te añade el resto de habilidades que tenía el personaje, permitiéndote, entre otras cosas, seguir pudiendo curar en caso de que el médico resulte ser un traidor.

De todas formas, los personajes también tienen más de una habilidad interesante fuera de las combinadas. El prota tiene un ataque que anula el turno del enemigo, aunque gasta tanto que es complicado usarlo más de una vez. La rubia tiene el ataque con el que Freezer mata a Krilin (en serio, es calcado), la de fuego tiene un ataque de esos que son tan bestias que te mueres después de reventar a todo lo que hay a tu alrededor, el chico que se desvanece al andar puede invocar a todos los aliados en el lugar donde esté él, lo que viene muy bien en pantallas donde los personajes están dispersos, y por último el niño psíquico directamente debe tener el ataque más poderoso del juego, pero no puedo hacerlo porque gasta 999 de magia (tengo 300 y pico) y 99% de cordura. Todos estos ataques se aprenden de manera normal en el árbol de habilidades el único requisito es tener la energía suficiente para ejecutarlos.

Eso en cuanto a nuestros personajes. En cuanto a The End, era lógico que seis contra uno era una situación demasiado desfavorable para él. Por eso, lo primero que hace es crear clones oscuros para igualar un poco la balanza. Por supuesto, también quita mogollón de vida, sus ataques tienen dos golpes en vez de uno, y tiene un ataque especial en el que una onda expansiva roja arrasa todo el lugar. Por eso la mejor opción es anular su turno con el prota y luego reventarle rápido rodeándole y aprovechando las asistencias de los personajes cercanos.


Todo ello va acompañado de la siguiente canción, que desde luego, si me la ponen sin saber nada, diría sin lugar a dudas que es un tema sacado de Máxima FM. No es para nada lo habitual en un JRPG, pero bien es cierto que todas las canciones de este juego son bastante chunda chunda, así que no es que esta desentone precisamente. A mí me ha gustado, sobre todo en la parte vocal.

video

Al acabar el combate, The End acepta su derrota, y asume que no podrá ser salvado sin importar o que haga, que siempre estará destinado a morir. Es entonces cuando Sho vuelve a comunicarse con The End niño, quien le explica que sus poderes no se han desarrollado todavía y que su única habilidad es poder comunicarse con otras dimensiones. En su mundo, se encuentra esperando a que Sho separe a los niños en dos grupos, esperando a ser enviado hacia la muerte, pero Sho se niega a aceptar esa posibilidad. Él quiere que todos vivan, y va a encontrar la manera de hacerlo.


Salta una escena de anime (la animación, por cierto malísima, no se la han currado una mierda). Gracias a los vínculos que ha formado con sus compañeros, consigue el poder para transportarse al momento en el que cae el meteorito, donde primero lo para con una barrera de energía, ¡y luego lo revienta de un puñetazo!


Venga, esto no hay quien se lo crea. Sólo le ha faltado convertirse en Super Saiyan. La pose la ha hecho, y de hecho en un momento parecía que se volvía rubio, pero era sólo por la luz que había alrededor. Vale que esto es un juego y todo lo que queráis, pero hay que tener cierta coherencia con las escalas de poder. No puedes poner a un personaje que ataca con una pistola, con lo que se entiende que su fuerza física es inferior a su arma, cómo es lógico, destruir un meteorito de un puñetazo, por muy buenos vínculos que tenga con sus amigos. Vale que tiene poderes especiales, pero son de otro tipo, no tienen que ver con fuerza destructiva, es mas, todo lo contrario, así que a ver si pensamos un poco antes de hacer este tipo de flipadas gratuitas.

Con el meteorito destruido, los dos mundos se salvan, y los personajes que han terminado vivos aparecen viendo el atardecer. Fin.


Pus eso, hafree (happy + free) ending, pero total además. El juego tiene cosas muy buenas, pero desde luego, su final no es una de ellas. Ya por su estructura te das cuenta de que es imposible que destaque por su argumento, pero justamente lo de que los traidores fueran los otros cinco personajes elegidos por Sho cuando eran niños ha sido lo mejor del final. Si los traidores son aleatorios, ¿se entiende entonces que Sho elige a los otro niños arbitrariamente y simplemente les dan a ellos seis las materias que impiden el cambio? Entiendo que sí, que lo que importa es la materia que tuviese cada personaje y no el personaje en sí.

PD: Se me olvidaba, volviendo al tema que ha pasado al principio, ya he investigado un poco y se ve que como los traidores son aleatorios, a veces se le va la olla al juego y en la cuarta planta selecciona dos veces al mismo personaje y por eso no localizaba al segundo traidor. Un detalle, puesto que ya que el juego me ha jodido con ese tema poniéndome tres veces al mismo personaje de traidor, me haya devuelto el favor por el mismo motivo jaja.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

2 comentarios:

  1. Haz uno de Kimgdom Hearts 1,ya que hiciste de Re:Coded porfa!:D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que el KH1 me lo pasé antes de empezar el blog y a día de hoy hacer la entrada sería hablar sin tener ni puta idea. Siempre todos los juegos estarán recién terminados, pero guardo tu sugerencia por si algún día me apetece volvermelo a pasar ;)

      Eliminar