sábado, junio 24, 2017

Ese Gran Final... Por 13 Razones



Estoy muy cabreado. Acabo de terminar de ver el capítulo doce, y ver como han destrozado todo lo bueno que tenía la serie, e irremediablemente, anunciado un final insalvable. No entiendo a que ha venido que la violen, sinceramente. Se ha perdido todo el mensaje. Un mensaje que era muy bueno. Que entiendas que algo que a tus ojos puede parecer estúpido como hacer una lista de las tías más buenas de clase organizándolas por atributos, puede hacer mucho daño a otra persona. Que si cometes una falta que a tus ojos puede parecer leve, como tirar una señal de stop, puede costarle la vida a alguien, o simplemente, que las cosas hay que decirlas cuando todavía tienes la oportunidad, porque igual mañana ya no puedes y te perseguirá de por vida.

Cuando estaba viendo la serie, en los primeros capítulos, daba por hecho que la iban a violar en algún momento, que no iban a poder justificar el suicidio de otra manera, pero al llegar al capítulo nueve, cuando Bryce viola a Jessica, me alegré mucho, porque la serie había estado un paso por delante de mí y quería demostrarme que no necesitaba que violasen a la protagonista para justificar el argumento. Que equivocado estaba... Ahora se ha perdido el mensaje. Todo lo anterior da igual. Si más de la mitad de las cosas que le pasan antes no hubieran pasado, pero la violasen, se habría suicidado igual, pero si únicamente no la hubieran violado y hubiese ocurrido todo lo demás, no se habría suicidado. Toma la decisión en ese preciso momento. Así que el mensaje de que tengas cuidado con las chorradas de las listas, con no liarte con una persona si no la quieres para no herirla, y todo lo demás, da igual, porque mientras no la pase algo mega grave, sea violación, secuestro, muerte de toda su familia o lo que se os ocurra, no va a estallar la burbuja, así que, ¿para qué? 

Es muy triste que las cosas hayan acabado así, porque de verdad, los once primeros capítulos son una jodida pasada todos y cada uno de ellos, cuidando desde el primer detalle hasta el último, transmitiendo en todo momento, y lo que venía diciendo, mandando un buen mensaje al público. Pero bueno, se acabó, y ya que hemos llegado hasta aquí, pues continuemos un poco más, aunque sea por respeto a esos once primeros capítulos.

Hay varias incógnitas sueltas como a quien le han pegado el tiro, si Justin a Bryce o Justin a sí mismo. Por preferir, prefiero que Justin se haya suicidado, más que nada porque quiero ver como destrozan a Bryce entre todos. Una muerte en el acto es un castigo demasiado suave para él. Bryce es un gilipollas, pero es un buen Jefe Final. Es un tío con estilo, que te pega un paliza y luego te da hielo para curarte, te invita a una copa y brinda y todo, jaja. Me gustaría que tuviese un final digno. Pero bueno, como digo, esto no es como otras veces en las que intento anticipar lo que va a ocurrir porque recogiendo las pistas que han dejado por el camino me inclino por una dirección concreta, no. No tengo ni idea de lo que va a pasar, simplemente es lo que me gustaría que pasara. Sobre el juicio y demás es que, si se muere Bryce, también se va a la mierda, si pasa, entonces ya sería para cerrar la ventana directamente... Pero bueno, para descubrirlo, hay que verlo, ¡allá vamos!

El capítulo comienza con los interrogatorios a los alumnos. El primero es el chino, quien por el momento, contesta con sinceridad. Admite haber escuchado comentarios desagradable hacia Hannah e incluso reconoce haberlos hecho él también.

Como es habitual es la serie, vamos alternando pasado y presente. Volvemos a pasado, donde descubrimos que Tony es quien proporciona a Hannah la grabadora, con micrófono incluido. Inocentemente, Tony pregunta para qué la quiere, pero ella responde que es para una chorrada.


Hannah nos cuenta que graba 12 caras, y que, tras desahogarse, se siente mejor. Se siente tan bien, que hasta cree que igual puede seguir adelante. Decide ir a la tienda a por una última cinta, pero cuando está al lado de las cuchillas de afeitar, roba unas en un acto reflejo, así que me parece que lo tiene bastante claro.


Volvemos al presente. La madre de Hannah quiere estar presente en todas las declaraciones. Ahora le toca a Marcus, que cuenta la cita que tuvo con ella y admite que hirió sus sentimientos, pero se calla que la intentó meter los dedos así de primeras.

Por su parte, Clay le cuenta a Tony los sucesos del capítulo anterior, que fue a casa de Bryce a sacarle una confesión, la cual ha guardado en la cara B de la última cinta, otorgándole el número 14, con el mismo pintauñas que usó Hannah.


Ahora es la china la que declara. Le enseñan la foto, y nada más verla, por la cara se ve claramente que le hubiera reventado la cabeza al entrevistador jaja Viendo que los otros estaban siendo sinceros hasta cierto punto, imaginaba que todos lo serían, pero esta no, esta se calla y no dice que es ella la que sale en la foto.

Clay se reúne con Jessica. Le ofrece dos opciones. La primera es quemar las cintas, y la segunda es presentarlas como prueba contra Bryce. Deja elegir a Jessica, pero admite que él personalmente lo que quiere es que Bryce pague por lo que hizo. Ella duda por un momento, y Clay se lo toma como un no. Rexoge las cintas y se va, pero antes de que salga por la puerta, Jessica le da una respuesta: no quemes las cintas.


Ahora declara la rubia del primer capítulo. Ni recuerdo su nombre. Es la que se muda al principio de la serie y no vuelve a aparecer. De hecho, ni esperaba verla a estas alturas. Se siente especialmente responsable por la muerte de Hannah, llegando a mencionar que si ella no se hubiera mudado, si hubiese estado a su lado para apoyarla, todavía seguiría viva.


Cuando Jessica sale de la cafetería donde estaba reunida con Clay, se encuentra con Justin, que la estaba siguiendo. Bueno, ya sabemos quien no ha muerto... Justin confiesa que le han echado de su casa, que se ha pasado toda noche dando vueltas por ahí hasta intentar suicidarse tirándose de una grúa, pero que no ha sido capaz de hacerlo, porque estaba pensando en ella. Él ofrece ir a comisaría, incluso matar a Bryce con sus propias manos si le lo pide, pero ella le contesta que lo único que quiere es no volver a verle nunca.


Vamos al pasado. Hannah va a hablar con Porter, el orientador, con intención de pedir ayuda. Aunque claro, no le cuenta todo lo que ha pasado directamente. Deja caer ciertas cosas, pero sin entrar en detalles. A mitad de la conversación, nos muestran un plano del abrigo de Hannah, con el micrófono asomado, ¡¡está grabando la conversación!! ¡¡Esto es la cinta 13!! Jajaja, no he podido evitar acordarme de cierta compañera de trabajo que hacía cosas así xD


Porter nota que pasa algo, muestra interés. Le llaman por el móvil, y no sólo no lo coge, sino que ante la vibración insistente, lo guarda para que no moleste. Presta toda su atención a Hannah, y le pide que por favor, sea más concreta, y le de más detalles para poder ayudarla. Poco a poco, Hannah va cediendo. Empieza comentando lo de la lista, y termina confesando la violación. No utiliza la palabra directamente, pero se ve claramente por el contexto. Es entonces cuando Porter pide un nombre, pero ella no se lo facilita, a lo que Porter contesta que no puede hacer nada si no le da esa información. El problema es que. en lugar de intentar convencerla, de sonsacarla el culpable, alegando que una acción así no puede quedar impune, le aconseja seguir con su vida y pasar página.


Flipas... ¿A quién se le ocurre? Vamos, soy el orientador, me viene una chica contándome eso, y no sale del despacho si no es para ir a la comisaría. Creo que ahora puedo decir con seguridad que esto ha remontado bastante. Cierto es que una violación es el recurso fácil para justificar un suicidio, pero la verdad es que con esta escena se ha ido más allá. Hannah decide intentar seguir adelante, pide ayuda, pero evidentemente, tiene miedo, necesita un empujoncito, no tiene que ser nada fácil reconocer algo así. Sin embargo, en lugar de darle el apoyo necesario para contarlo, el instituto prefiere recomendarla que se rinda a la primera dificultad que se presenta. Este es el verdadero mensaje que nos manda la serie. Somos muchas personas, nos relacionamos todos con todos, a veces pasan cosas que desearíamos que no hubieran pasado, pero cuando ocurren se nos debe exigir responsabilidad. Debe haber un sistema, una institución detrás para salvaguardar nuestros derechos, y es triste, muy triste, ver como se lavan las manos y miran para otro lado. Como profesores, no es su responsabilidad lo que ocurra fuera del instituto, pero, ¿y cómo personas? ¿Cómo puede dormir por la noche este hombre sabiendo que una chica se suicidó y él tuvo en su mano evitarlo? Es como si hay un accidente en carretera, lo presencias, y en lugar de ayudar, tiras para adelante... Se llama omisión de socorro. Que sí, que esto una serie, que no es real y bla bla bla... Yo he visto esos comportamiento en los profesores cuando iba al instituto, y vosotros también en el vuestro. En mi caso, al único que intentó luchar contra el acoso escolar le echaron, pero esa historia ya está contada en otro lugar. Aquí no procede.

Al mismo tiempo, en el presente, Clay recrimina a Porter todo lo que ocurrió. Incluso le da el nombre que le faltaba para formular la acusación, y le cuenta que tiene una confesión. A Porter se le ve cada vez más incómodo con la conversación, llegando al punto de invitar a Clay a finalizarla. Pero no. Clay no se calla, y le cuenta los últimos momentos de Hannah tras salir de su despacho. Cómo se fue del despacho esperando que fuese detrás de ella, cómo terminó de grabar la cinta 13 en el pasillo, cómo fue a llevar las cintas a Tony, y finalmente, cómo se suicidó. Yo pensaba que no iban a salir las escenas de los cortes explícitas, pero salen, salen.


Porter acaba llorando tras escuchar el relato. Sin embargo, persiste en la idea de que si Hannah tenía decidido suicidarse, nada la hubiera parado, y que no hay forma de saber qué estaba pensando para tomar una decisión así. En ese momento, Clay saca las cintas y se las entrega a Porter, el número 13. Además, le indica que Hannah no dijo nada de que hacer con las cintas después de que las escuchasen todos, así que tendrá que ser quien decida que hacer con ellas.


La serie comienza a cerrarse. Clay ve a Sky entre la multitud, y decide quedar con ella. Por otro lado, Tony decide entregarlas las cintas ripeadas en un pendrive a los padres de Hannah. Me alegro de que vayan a saber la verdad, pero la que les espera es pequeña...


El fotógrafo acosador declara. Dice la verdad, llegando a destacar que conoce de la existencia de abusos físicos hacia Hannah. El abogado pregunta si lo presenció, a lo que responde que no, pero que está en las cintas. Finalmente, por fin alguien se atreve a abrir la veda y desvelar la existencia de las cintas a personas que no están directamente relacionadas con el asunto. El chico va más allá y dice que las cintas las tiene Clay. La cara de la madre de Clay al escuchar eso es un poema jaja

Después declara Jessica. Cuenta la verdad al principio, pero como el abogado ya sabe lo de las cintas pregunta por ellas, y ella niega tener constancia de que existan. Inmediatamente después, vemos a Justin con Bryce tomando vodka a palo seco. Bryce pregunta algo confuso como sabía Clay que violó a Hannah, y Justin le contesta revelándole la existencia de las cintas.


Hala, que sorpresa. Es cierto que Clay evita que le lleguen las cintas, pero como todos estos son supercolegas pensaba que al menos se lo había contado, aunque fuese solo por encima. Pero no. Y además le dice que también sabe lo que le hizo a Jessica porque Hannah estaba en la habitación. A pesar de todo, Bryce se ríe aludiendo a la frase de siempre. ¿Quién va a creer a una muerta? Pero cuando ve la cara de Justin entiende que él si la cree. Entonces, temeroso, le pregunta si él sabe la verdad y si van a seguir quedando. Justin, muy convencido, contesta que sí sabe la verdad, y que no van a quedar más. Acto seguido, se marcha. 

Por último, cerramos con varias escenas pequeñas. Jessica le cuenta llorando a su padre que ha sido violada. Porter está escuchando las cintas, cuando de pronto aparece el director y le cuenta que Alex se ha pegado un tiro. Los padres de Hannah se disponen a escuchar juntos las cintas, y para finalizar, Tony, Clay, Sky y el novio de Tony, aparecen viajando en el coche, señal de que siguen adelante y retoman sus vidas con normalidad. Fin. 


Está complicado esta vez. ¿El que se suicida es Álex? ¿Por qué? Si era el mejor, el único que le echa huevos desde el principio, que reconoce que, por lo menos su cinta, es verdad, y que quiere contar la verdad en el juicio desde el principio. Tal vez ha sido porque los contactos de su padre iban a conseguir que no declarase, y por tanto, no podía redimirse de sus pecados. De todas formas, aunque fuese así, seguiría viéndolo un tanto gratuito.

Por lo demás, ha estado bien. No se ve el desenlace final, pero queda dicho. Todo el mundo sabe la verdad, y aunque no hayan detenido a Bryce todavía, es cuestión de unas horas. Los demás también admiten su culpa y asumen las consecuencias. Hasta la animadora se entrega a la policía por haber tirado la señal de stop. Al menos, la muerte de Hannah, y también, el sentido del honor de Clay, consiguen que sus compañeros dejen de ser unos mierdas que no piensan en otra cosa que no sea ellos mismos. Eso sí, sigo viendo bastante gratuito lo de la violación de Hannah. Era un chico al que ya había visto violar a su amiga, nada más verle en el jacuzzi debería haber salido pitando, clavándole las uñas en los ojos si es necesario, pero sales de ahí. Por culpa de esa escena, se pierde el mensaje principal de la serie, y aunque se cambia por otro, personalmente, prefiero el de ten cuidado con las gilipolleces que haces, porque no sabes el daño que pueden causar en otras personas, que asume las consecuencias de tus actos, más que nada porque me parece una vergüenza que haya que utilizar una serie u otra para transmitir eso, y no que lo lleve ya todo el mundo interiorizado de serie.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

2 comentarios:

  1. Yo la muerte de Alex la interpreté como que el fotógrafo lo había matado, por una escena anterior en la que este coge una foto suya (al estilo de cualquier escena de sicarios en las que cogen una foto del objetivo). ¡Muy buen análisis como siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que dices. Además, al fotógrafo también se le ve cogiendo un arma. Ahora bien, tampoco creo que fuese la persona que merecía morir. es más sencillo asumir que le coge la pistola a su propio padre que es policía, y se pega el tiro. El fotógrafo tenía personajes más interesantes que matar que no sólo habían jodido a Hannah, sino que también le habían jodido a él personalmente.

      Eliminar